03/12/2017

Fichar a Gonçalo Guedes no es ninguna locura

Locura era traer jugadores que no marcan diferencias a precio de oro, o futbolistas que no daban el nivel

09.12.2017 | 13:20
Fichar a Gonçalo Guedes no es ninguna locura

Peter Lim quiso fichar hace más de un año a Gonçalo Guedes para el Valencia CF aunque fue entonces cuando los malos resultados le hicieron dar un paso atrás, desinvertir y hasta evadirse por una temporada. Luego apareció el PSG y aquello fue ya imposible. ¿Lo es ahora? Desde luego, hacerse con el portugués no es fácil y la prueba es que el club no tiene ni siquiera una opción de compra, de entrada el precio puede estar por encima de lo que el Valencia de Lim ha pagado por ningún otro jugador, aunque tampoco era fácil lo de Kondogbia y aquí está, ahora cedido y pronto fichado.

De momento ya es importante la intención, la idea, transmitir al aficionado que su club no solo está pensando en pagar multas y deudas que generaron otros, sino también en traer buenos futbolistas, hacer un equipo cada vez más fuerte y competir. Si Peter Lim está en el fútbol es porque le gusta fichar jugadores, comprar y vender, invertir y arriesgar. Así lo hizo cuando llegó aunque no siempre le fue bien, no buscó los mejores consejeros, se equivocó demasiado y le costó muy caro. Ese Peter Lim inquieto, ilusionado y con ganas de invertir es el que necesitan ahora Alemany y Marcelino, el que necesita en definitiva el valencianismo para un paso más. Con su dinero, el criterio y el trabajo de los que ahora llevan este proyecto deportivo, el máximo accionista tiene muchas más garantías de éxito que antes.

Además de apoyar todas sus decisiones deportivas, el equipo va a necesitar inversión, en enero y también el próximo verano. Con Guedes hay consenso absoluto, como jugador estamos de acuerdo en que marca diferencias y como inversión tampoco ofrece dudas: si costara 40 y tiene 21 años, dentro de dos o tres puede valer más del doble. Nada que ver, por ejemplo, con otras cosas que hizo Lim como pagar casi 30 por Enzo Pérez, que entonces tenía ya 28 años y no era determinante en ninguna faceta del juego.

Más artículos de opinión de Julián Montoro, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine