GRAN PREMIO DE CATALUÑA

Héctor Barberá cumple 250 Grandes Premios

El de Dos Aguas alcanzará en Barcelona una cifra que solo han superado otros cuatro pilotos en activo del Mundial de MotoGP

08.06.2017 | 14:37
Héctor Barberá y Loris Baz, en patinete en Mugello.

Héctor Barberá celebrará en Montmeló este fin de semana algo de lo que solo pueden presumir en activo pilotos como Valentino Rossi, Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa y Andrea Dovizioso. Los dos italianos y los dos españoles son los únicos en activo en el Mundial que han alcanzado los 250 Grandes Premios, cifra mágica a la que llegará el de Dos Aguas en el trazado catalán.

De estas, serán 128 carreras en la categoría reina, y precisamente en Jerez este mismo año celebraba las 125 junto a su equipo Reale Avintia, con el que afronta su temporada número 16 en el Mundial, en el que empezó con 16 años. «Media vida», como dice a SUPER el propio piloto, feliz por estar en el top-5 de veteranía. «Es impresionante. Esto empezó todo como un juego, y ya van 250 carreras. Es un orgullo. Es prácticamente más de la mitad de mi vida. Le debo mucho a este campeonato, y es difícil de explicarlo con palabras cuando realmente te has pasado media vida en MotoGP», confiesa desde la emoción el valenciano que más carreras ha disputado en el Mundial.

Barberá supera de lejos a Jorge Martínez Aspar, quien todavía sigue aunque desde el otro lado de la barrera, una opción que de momento no se plantea el de Dos Aguas, como tampoco si alcanzará los 22 años que lleva en activo Valentino Rossi. «Todo va a depender de las lesiones, de los resultados. Es lo que al final marca todo esto. No hay que olvidar que este es un deporte de riesgo y nunca se sabe qué va a suceder mañana. ¿El límite? No veo mi vida sin una carrera de motos, el destino dirá», comenta el valenciano, que entre sus mejores momentos en los ocho años en MotoGP recuerda la igualdad de sus primeros años en la categoría Open.

«Ha habido varios momentos buenos, pero creo que el campeonato Open fue lo más bonito, porque realmente sí que tenía una igualdad mecánica y porque el piloto contaba en algún aspecto. La primera moto que tuve no tenía un nivel para pelear delante, pero en el campeonato Open estábamos constantemente entre los más rápidos en igualdad de condiciones con otros pilotos. Pero creo que lo bueno de MotoGP para nosotros está por llegar», asegura el doble subcampeón del mundo en 250 cc (2009) y en 125 cc (2004).

«He sido competitivo en 125 y 250 con Bautista, Dovizioso, Lorenzo, me he medido con ellos con la misma mecánica e incluso peor. Y he sido dos veces subcampeón, pero yo soy una persona muy ambiciosa que aspiro a todo y hasta ahora he aguantado corriendo incluso con motos de calle, sin tener ninguna posibilidad, y es bastante duro. Lo que tengo ahora es un privilegio, una moto buena, competitiva, y ahora es el momento de demostrarlo».

Después de unas carreras con bastantes problemas de adaptación a su Ducati Desmosedici GP16.2, que ha acusado la retirada de las aletas, prohibidas este año, Barberá empieza a ver la luz, pese al error de Mugello. «Han sido cinco carreras muy complicadas. En Mugello parece que dimos un paso adelante. No ha sido el inicio de temporada deseado, pero cuando más difíciles se han puesto las cosas, más nos hemos puesto a trabajar. Si hay algo que me caracteriza es que cuando más en contra va todo, más me pongo para sacarlo adelante. Y creo que después de Mugello en los entrenos ya hemos conseguido ser rápidos, aunque en carrera nos equivocamos en la elección de neumáticos», lamenta.

Eso sí, pasa página ante otra carrera en casa: «Llegamos con la situación muy cambiada y sabiendo que con esta moto hay pilotos que consiguen estar delante». Se refiere al al cuarto y quinto puesto de Álvaro Bautista con la Ducati del Aspar Team en Argentina e Italia respectivamente. «Esto es lo más positivo hasta ahora. Sabemos que es el año que mejor moto he tenido y llega la hora de aprovecharlo. Yo estoy más preparado que nunca. Afronto el resto de carreras con el objetivo de ganarme la plaza para el próximo año».

"Montmeló ha perdido su encanto"

El accidente mortal de Luis Salom hace un año obligó a modificar dos curvas con una variante que hace dos semanas probaron en un test los pilotos de MotoGP. «El circuito era más bonito, pero ahora es más seguro», comenta Barberá. «Para todos es el mismo, nos adaptaremos. Ha perdido el encanto de Barcelona, una pista rápida, y ahora más revirada. Son dos en uno. La primera parte ancha y bonita, que se disfruta, y la segunda más tipo Sachsenring, ratonero, pequeñito y donde es más difícil adelantar. Pero correr en España siempre es especial».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mundial de Motociclismo 2015

MotoGP 2015

Moto GP 2015

Sigue toda la emoción del Mundial de Motocilismo. Consulta el Calendario y clasificación, todos los pilotos y sigue las carreras en directo...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine