PRUEBA - TGB X-MOTION 250

Una sorpresa realmente grata

08.06.2009 | 14:29
Una sorpresa realmente grata
Una sorpresa realmente grata

No se puede ofrecer más por menos. El TGB X-Motion 250 hace frente a sus 2.999 euros con un diseño moderno y cautivador, con un equipamiento realmente elevado y práctico, una inigualable capacidad de carga y un comportamiento noble y dinámico.

Desde Taiwán nos llega una nueva scooter que sorprende por su imbatible relación calidad precio, y es que la TGB X-Motion 250 ofrece iguales prestaciones que cualquier otra scooter de media cilindrada, pero por un precio mucho más económico, en este caso 2.999 euros. Lo cierto es que existen muy pocos aspectos penalizados por su bajo coste, y los que hay no suponen grandes contratiempos para el usuario.
Con su aspecto, este scooter ya juega al despiste, puesto que nadie diría que se trata de una moto tan económica teniendo en cuenta sus amplias dimensiones y atractivo diseño. Asimismo, y por tan sólo unos 100 euros más, ya está disponible una versión R de este modelo que mejora su apariencia con cromados de color negro, doble salida de escape o pinzas de freno en color rojo y discos dentados, entre otras mejoras.
Las amplias dimensiones del X-Motion 250 se traducen en un notable confort para el usuario, que dispone de gran espacio para las piernas y de un volante lo suficientemente alto como para que ningún conductor, por alto que sea, vea penalizada su postura de pilotaje. A esta comodidad también contribuye un enorme asiento, capaz de acoger a dos ocupantes de forma sobrada. La única pega de este reside en un mullido algo estrecho que, si bien no se podría calificarse de incómodo, si resulta demasiado duro.
Bajo el propio asiento se esconde uno de los mayores reclamos de este scooter, un colosal cofre de 45 litros, con superficie plana y tapizada, en el que caben sobradamente dos cascos integrales. Además, este suma en sus laterales unos pequeños huecos verticales para meter documentos. A esta capacidad de carga se añade el espacio disponible en una gran guantera con cerradura ubicada en el contraescudo.
También es destacable su generoso equipamiento -sobre todo teniendo en cuenta su bajo precio-, con detalles como las estriberas del acompañante de accionamiento automático, los intermitentes integrados en los espejos retrovisores, el práctico freno de estacionamiento en forma de trabador en la maneta izquierda, o el moderno cuadro de instrumentos de dos esferas con pantalla LCD para el velocímetro y el nivel de carburante. Este está a demás retroiluminado en su totalidad con un llamativo color azul.

Motor y comportamiento
Si ya nos sorprendimos por su estética y equipamiento, no menos complacidos quedamos con su parte técnica, reservada a un motor monocilíndrico con inyección electrónica que desarrolla 23,4 caballos. La entrega de estos es impecable, con una gran fuerza y elevado reprís desde parado, aunque sí es cierto que se echa en falta algo más de empuje en altas velocidades, rebasando con ciertas dificultados los 130 Km/h.
En cuanto al comportamiento general del scooter, es especialmente destacable su excelente estabilidad, resultado de una gran distancia entre ejes y un tarado de suspensiones bastante duro. En este último aspecto reside la nota más negativa del X-Motion, ya que sus amortiguaciones apenas filtran las irregularidades del firme.
En carretera, y sumado a su ya mencionada estabilidad, es de agradecer la gran protección aerodinámica que ofrece la pantalla delantera y el escudo, mientras que en tramos de curvas nos sorprendió su fidelidad y capacidad ´deportiva´ para entrar en curva y lograr una impecables trazadas.

EL DATO
Un año de seguro gratis al comprar la TGB X-Motion
Todo aquel que compre una TGB X-Motion 125 ó 250, dispondrá de un año de seguro básico gratis con la compañía Pont Grup. Esta interesante promoción estará vigente únicamente durante el presente mes de junio y a lo largo de la próxima treintena de julio.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte