LANCIA DELTA 200 CV

Mayor potencia tecnológica

El nuevo motor de este modelo no sólo viene acompañado de elevadas prestaciones, sino que completa la oferta tecnológica de la marca con soluciones de vanguardia destinadas a el confort y la seguridad,

28.09.2009 | 14:02
Mayor potencia tecnológica
Mayor potencia tecnológica

El Lancia Delta completa su oferta mecánica con el propulsor 1.8 Di Turbo Jet de 200 CV. Este motor, con su inyección directa del combustible y la sobrealimentación mediante turbocompresor y doble variador de fase en escape y aspiración, garantiza una elevada potencia, una rápida recuperación y notable elasticidad, sin penalizar por ello el consumo. Además, la recirculación interna de los gases, permite situar a este conjunto motriz dentro de los límites de emisiones Euro 5. Las cifras de elasticidad y rapidez de recuperación, se ven a su vez acentuadas por la incorporación de un cambio automático de seis velocidades, tan efectivo como confortable. Este gestiona a la perfección los desarrollos del motor, de modo que el comportamiento del vehículo se puede ajustar a una conducción agradable y relajada como a fines más deportivos y dinámicos.
La nueva motorización no hace más que reafirmar el carácter tecnológicamente avanzado de este vehículo, que en su completa gama ofrece soluciones y sistemas de vanguardia destinados al confort y a la seguridad,algunos de ellos introducidos por primera vez en el segmento. De este modo podemos encontrar elementos de control de comportamiento dinámico del automóvil como el ´Asistente de Conducción´, un importante sistema de seguridad preventiva que avisa al conductor en caso de acercarse involuntariamente al borde del carril. Este dispositivo permanece activo con el vehículo en marcha a velocidades de entre 65 y 135 Km/h, y el sistema envía un par al volante (4 Nm en línea continua, 2 Nm en línea discontinua) que avisa al conductor de que ha superado la línea que delimita el carril.
También, las ´Suspensiones activas electrónicas´ con amortiguación variable (Reactive Suspension System), que mediante el control electrónico en tiempo real de los amortiguadores, facilita la reducción de las oscilaciones del cuerpo del vehículo en todas las situaciones de conducción, garantizando así altos niveles de seguridad y confort de marcha. Concretamente, el sistema identifica mediante sensores la situación de conducción y las condiciones de la carretera, y escoge, en consecuencia, los sistemas de control más apropiados, haciendo trabajar en el punto óptimo a los amortiguadores tanto en fase de compresión como de expansión.
Suspensiones activas electrónicas: con amortiguación variable (Reactive Suspension System), mediante el control electrónico en tiempo real de los amortiguadores, facilita la reducción de las oscilaciones del cuerpo del vehículo en todas las situaciones de conducción, garantizando así altos niveles de seguridad y confort de marcha. Concretamente, el sistema identifica mediante sensores la situación de conducción y las condiciones de la carretera, y escoge, en consecuencia, los sistemas de control más apropiados, haciendo trabajar en el punto óptimo a los amortiguadores tanto en fase de compresión como de expansión.
EL ´Control de Estabilidad y adherencia´ garantiza un perfecto control del vehículo. Constituye la evolución del ESP (Electronic Stability Program) e interviene en situaciones próximas al límite, cuando entra en peligro la estabilidad del vehículo, y ayuda al conductor a controlarlo. Además, incluye la llamada dirección electrónica activa (DST) y el sistema TTC (Par Transfer Control), que mejora la transferencia del par a la ruedas.
Finalmente, integra el ´Sistema de aparcamiento automático´ o ´Magic Parking´, un innovador sistema que ayuda al conductor tanto a encontrar una zona de aparcamiento con las dimensiones adecuadas, como a efectuar las maniobras necesarias para estacionar el vehículo. En una primera fase, el sistema mide la longitud del espacio libre e indica si es suficiente para nuestro vehículo. A continuación, efectúa automáticamente la operación de giro del volante durante la marcha atrás, con lo que el conductor únicamente debe ir regulando el movimiento del vehículo con el freno y el acelerador. Así, con tan sólo una maniobra, el vehículo se introduce correctamente en una plaza de aparcamiento en paralelo.

Máximo bienestar a bordo
Los avances tecnológicos no sólo se dirigen a la conducción, sino que el Delta disfruta de la nueva generación del sistema Blue&Me, que incluye, además de las funciones de navegación, reproducción de música y manos libres para teléfono y sms, la posibilidad de contratar el ´Servicio de Información y sistema Drive Me´, con el que el conductor recibirá asistencia a través de un operador sobre tráfico, restaurantes, cines, museos, farmacias de guardia, talleres, horarios de trenes y aviones, cajeros automáticos, locales y eventos de interés en Italia, Francia, Gran Bretaña, Alemania y España; el SOS Emergency, con el que el usuario será localizado y contactado rápidamente pudiendo disponer de asistencia sanitaria y técnica; y, finalmente, el ´Servicio de seguro´ para personalizar el seguro en función de las verdaderas exigencias del conductor.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte