BMW NUEVO X3

Máximo placer de conducción

El nuevo X3 de la firma BMW sustituye a un modelo que fue un éxito de ventas y lo hace siendo más que nunca una referencia
en materia de agilidad y eficiencia, al tiempo que ofrece un nivel de confort superior y el máximo espacio de carga de su segmento.

13.09.2010 | 13:11
Máximo placer de conducción
Máximo placer de conducción

La nueva generación del Sports Activity Vehicle compacto de BMW pretende seguir ampliando su liderazgo en el segmento con notables mejoras en todos sus frentes que lo convierten en un coche más atractivo, sofisticado, ágil, confortable, espacioso e innovador que su antecesor.
El nuevo X3 se diferencia a simple vista de modelo anterior por su rediseñado aspecto. Presenta una imagen más urbana y elegante que expresa al mismo tiempo agilidad y robustez según desde que ángulo se muestre. Combina una parte delantera plana y una zaga elevada, mientras que el perfil lateral del vehículo tiene una dinámica forma de cuña que refleja sus cualidades deportivas. Por su parte, la espaciosidad del habitáculo, los materiales de gran calidad y el típico diseño tridimensional de las superficies, consiguen que en el interior del nuevo BMW X3 impere un ambiente selecto y de inteligente funcionalidad.El volumen de carga del maletero del nuevo BMW X3 es el más amplio del segmento, pudiéndose aprovechar un volumen desde 550 hasta 1.600 litros. Asimismo, también es ejemplar la modularidad del espacio disponible, ya que puede adaptarse a las necesidades en cada caso.

Dos motores de altas prestaciones
El nuevo BMW X3 xDrive20d es más dinámico y, a la vez, más eficiente que cualquier vehículo comparable de la competencia. Este modelo cuenta con un motor turbodiésel de cuatro cilindros de 2.000 cc, que desarrolla 184 CV y un par máximo de 380 Nm, con un consumo de sólo 5,6 litros a los 100 km y 149 gramos de CO2. La otra alternativa más potente es es el propulsor del BMW X3 xDrive35i con306 CV a 5.800 rpm, y un par máximo es de 400 Nm. Éste último lleva de serie la caja de cambios automática de ocho marchas, mientras que el diésel utiliza una caja manual de seis marchas. Ambos equipan sistema Auto Start/Stop, Auto Hold, y Brake Energy Regeneration, entre otros elementos utilizados en el programa EfficientDynamics de la firma bávara.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte