KIA SPORTAGE

La última joya de la firma coreana

El Sportage 2011 es un SUV compacto idóneo para las familias actuales por su consumo y sus bajas emisiones de CO2.

13.09.2010 | 13:07
La última joya de la firma coreana
La última joya de la firma coreana

Más de 860.000 unidades vendidas de la segunda generación del Sportage desde 2004 avalan la calidad de un modelo que en su tercera entrega mejora los atributos que ya le han hecho triunfaren todo el mundo, ofreciendo un diseño más atractivo y dinámico, motores más potentes a la vez que eficientes y una mejorada habitabilidad.

Más largo, más bajo y más ancho que su predecesor, el nuevo Sportage se reconoce inmediatamente por su aspecto felino, que incorpora la distintiva de Kia común a todos los nuevos modelos. Su atlética estética se refuerza con el ángulo del parabrisas aerodinámico. El elemento clave en el diseño del nuevo Sportage es la relación entre los altos ‘hombros’ de la carrocería y las pequeñas lunas. Las ventanas laterales son muy estrechas y producen una sensación parecida a la de los coches de rally. Las líneas de los laterales y del techo convergen en los montantes traseros en ángulo invertido.

El espacioso habitáculo del Sportage tiene un aspecto tan dinámico y deportivo como el exterior. Destaca el extraordinario salpicadero, ancho en los extremos y estrecho en el centro para alojar una llamativa consola central. Así resalta la anchura del coche y aumenta la sensación de protección y seguridad de las personas a bordo.

Habitabilidad y capacidad
La carrocería más larga, la mayor distancia entre ejes y la elevada anchura interior permiten a los ocupantes disfrutar de un espacioso habitáculo. La adopción del ángulo invertido en el montante trasero lo desplaza hacia atrás 186 mm, y lo sitúa detrás de los pasajeros del asiento posterior para que éstos puedan disfrutar de una vista diáfana. La entrada y la salida de la cabina se facilitan con el descenso de la altura de los asientos en 29 mm y el borde superior de las puertas en 31 mm.

A su vez, la comodidad del conductor mejora con la introducción de un pedal de aceleración con bisagra, que permite controlar con suavidad el acelerador, y el aumento del recorrido de deslizamiento hacia delante y hacia atrás del asiento del conductor.

El espacio para el equipaje en el nuevo Sportage aprovecha los 70 mm que ha aumentado el voladizo posterior del vehículo. Con los asientos traseros levantados, la zona de carga ha aumentado 80 mm en longitud y 110 mm en anchura en el nivel del suelo, gracias al diseño más compacto de la suspensión trasera. La capacidad de carga es una de las mejores de su categoría y varía entre los 564 litros en posición normal y los 1.353 litros con los asientos traseros plegados. Los asientos traseros se abaten con un simple toque para una mayor comodidad. El espacio de almacenamiento en el interior del habitáculo incluye también una guantera de mayor tamaño, una consola central de seis litros y cuatro compartimentos en las puertas. Además de disfrutar de un mayor espacio en el habitáculo, al ser más más silencioso y refinado que su predecesor, el nuevo Sportage ofrece una mayor calidad de vida a bordo a sus ocupantes. A este fin también se destinan los elementos tecnológicos de última generación incluidos en el extenso equipamiento de serie y opcional disponible.

Renovación mecánica
El nuevo Sportage, estará disponible en Europa con dos motores de dos litros, uno diésel y otro de gasolina, si bien este último no se comercializará inicialmente en España. A largo de este año otros dos motores de menor capacidad (uno de 1.7 litros diésel y otro de 1.6 GDI gasolina) se sumarán a la oferta del Sportage. La única opción disponible en España en su lanzamiento es por tanto el motor R2.0, acoplado a una caja de cambios manual con seis velocidades, con sincronización mejorada, reducción de pérdida de potencia, y mayor eficiencia y durabilidad. Éste propulsor diésel genera un máximo de 136 CV y 319 Nm de par motor desde sólo 1.800 rpm y garantiza un excelente rendimiento y permite que el Sportage sea muy competitivo tanto en lo que a consumo de combustible como en emisiones de escape.

Donde sí se podrá escoger el cliente es en el tipo de tracción, pudiendo ser de dos o cuatro ruedas. Ya sea la total o parcial, la tracción se ve reforzada gracias al sistema HAC (control de asistencia en subidas), que impide el retroceso del vehículo, y el sistema DBC (control de frenada en bajadas) que limita la velocidad del vehículo a 8 km/h en el descenso por pendientes acusadas.

Para los usuarios que conducen por carretera la mayor parte del tiempo, el nuevo Sportage con dos ruedas motrices ofrece menor peso, aceleración más rápida, una mayor economía de combustible y una buena tracción, asistida por el sistema de control de tracción (TCS), instalado de serie. La tracción integral es el sistema ideal para los compradores que deben conducir habitualmente en condiciones difíciles, circulan fuera de la carretera o llevan remolques. Este único e innovador sistema de tracción AWD proporciona el 100% de la potencia y par motor a las ruedas delanteras cuando la conducción se realiza en condiciones normales, mejorando la eficiencia del consumo. Además, el el conductor puede seleccionar manualmente la función ‘Lock Mode’ para una mejor estabilidad. Esta función reparte el par 50/50 entre los ejes delantero y trasero.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte