La afición, en el GP Comunitat Valenciana

-