JUAN M. DOMÉNECH

Las caras nuevas y los ´haleadores´ del VBC

Spahija habla de De Colo, Marshall y Marinovic, pero olvida a José Simeón e Iván García.

01.09.2009 | 14:34

El que Spahija repitiera varias veces en su primera rueda de prensa que contaba con tres caras nuevas —nombró a De Colo, Marshall y Marinovic— debió ser un lapsus. Él quería decir cinco, ya que el técnico era consciente que el día anterior el presidente y el director general, Paco Raga, habían presentado como jugadores profesionales al canterano José Simeón y a Iván García, recalcando Solá que si estaban en el primer equipo no era para completar el cupo de cuatro nacionales ni para hacer de ´haleadores´ —dícese de los que se pasan la temporada en el banquillo, toalla en mano, animando: ¡Hala equipo!—.

Apuesta por la cantera
Al igual que se debe destacar y si hace falta incluso ´halear´ que Spahija asumiera el nuevo Valencia BC como propio —él ha hecho los fichajes—, hay que recordarle que el nuevo Valencia BC está basado en un proyecto de cantera en el que todos debemos creer. Tenemos ganas de escuchar su apuesta por la juventud y que nos aclarare si Simeón e Iván García están en el equipo por la imposición de la norma que obliga a tener cuatro españoles o porque cree en ellos, al menos un poquito. ¿O apostar por la cantera es contratar para la pretemporada al pívot bosnio con pasaporte sueco Emir Coco? Un pívot de 26 años y habitual en varios equipos EBA en los últimos años.

La realidad de la cantera
Pero la realidad es que en la cantera no hay un jugador de las características de Coco —el pívot georgiano Giorgi Sharabidze, que jugará en el EBA, está lesionado— y Spahija se ve obligado a echar mano de un paisano. Ángel Fernández, responsable de la cantera los últimos años y hábil superviviente de todas las purgas, y Toni Muedra, el secretario técnico —o mejor dicho, el secretario del técnico, ya que hace lo que le dice Neven— deben trabajar más en equipo y analizar el modelo de cantera que tienen, el trabajo que se hace y que es lo que de verdad se desea. ¿O es normal que los dos mejores cadetes valencianos, Josep Pérez y Santamatilde, ambos internacionales, estén en el Barça?

Spahija, valiente y temerario
Estuvo bien y valiente que Spahija dijera que el equipo ha subido su nivel y que no estar en las tres fases finales de los tres campeonatos es un fracaso. Pero no sé si fue temerario o peligroso que los jugadores que han venido y los que se han continuado le oyeran decir que él tenía apalabrados a Tripkovic, Green… Dejó claro que el recorte presupuestario obliga a quedarse con los que tenían contrato en vigor y no quería —Pietrus y Kuqo— y a fichar a Marshall, Iván García y Marinovic.

Raga normaliza el club
Pese a los problemas que existen, se puede asegurar que el club va en busca y encuentra el buen camino. Incluso ya se vuelve a hablar de baloncesto y se enreda menos. El mérito es de Paco Raga, un director general dialogante y que sabe descubrir, analizar y solucionar los problemas sin traumas ni prisas. Por cierto, un gran acierto la vuelta al club del físio Pablo García, un excelente profesional.

Lorbek cuesta menos que Kuqo
Algún día, algún ex responsable de la parcela deportiva del Pamesa nos explicará como se han contratado a jugadores a precio de gamba roja de Denia y luego han cobrado menos en su posterior club, o cómo otros equipos fichan jugadores de superior calidad por menos. Spahija alucina. Por ejemplo. Me gustaba mucho Kuqo en su etapa del Efes Pilsen, pero alguien entiende que esta temporada tenga más ficha que Lorbek, que deja el CSKA por el Barça. Los dirigentes del VBC deben hacer malabarismos para sacar el club adelante con estas cargas.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte