Grandes otra vez gracias al ´pequeño´ Rubén

Este es el Levante que queremos, feo pero resultón. Con oficio y algo de suerte se gana en Cornellà y donde sea

 13:20  

En algún sitio de Cornellà-El Prat, acompañado por los incansables miembros de la peña Amuntgranotes, nuestro particular héroe americano vio por primera vez ganar a su equipo. Un logro, hablo del triunfo, del que Dean Burrier tiene que sentirse tan partícipe como el primero. Porque ha sido gente como él, durante estos dos meses y medio de travesía en el desierto, la que ha recordado una y otra vez lo grande que es ser pequeño, como rezaba la campaña institucional que le hizo acercarse hasta el equipo de sus ancestros. El esfuerzo de los pupilos de JIM y el golazo de Rubén, a última hora, hicieron ayer el resto: si ser el del Levante siempre es un orgullo, más después en un día como este.

La bomba de relojería
Pues sí, la aparición de Quico Catalán por el vestuario del Ciutat, como alguno había predicho, resultó ser una bomba de relojería. Pero una bomba de las buenas. De las que no matan, sino que reviven. El Espanyol volvió a encontrarse con ese Levante serio, compacto, solidario y letal que tantas alegrías había dado en la primera vuelta liguera. Una versión mucho menos preciosista, de más velocidad y menos contacto con el balón que en anteriores duelos, pero mucho más rentable. Gestionada con éxito la revolución, incluida la del once, ahora solo falta dar continuidad a la misma ante el Betis. Lo que no se discute es que Rubén es un ´10´ como revulsivo, un ´revientapartidos´ que merece seguir más tiempo de azulgrana.

Cosas a solucionar
Un dato a alabar y dos detalles a mejorar. El primero es que el Espanyol no tuvo ni una ocasión clara en toda la primera mitad, a pesar de sus dominio apuballante de la posesión. Entre las correcciones a realizar, algunas pérdidas ingenuas en las inmediaciones del área (sobre todo, por parte de Ghezzal) y una falta a todas luces evitable, como la que cometió Serrano a su salida y acabó el 1-1 de Uche.

Barkero tiene la llave
El lado positivo de la infracción del catalán es que demuestra que salió enchufado, como lo estaban sus compañeros desde el principio. Se luchó por cada balón como si fuera el último, esperando para robar y buscar a Barkero, que es el auténtico genio de la lámpara granota. Cada vez que frota el balón con su zurda, huele a peligro. Tiene la llave ofensiva del Levante, y con él, seguro que Koné vive todavía más contento. Por cierto, aún sin marcar, Arouna volvió a estar notable.

Una piña en silencio
Seguro que muchos de ustedes vieron u oyeron hablar de la piña que hicieron todos los jugadores al final del partido, para celebrar del triunfo. Lo que no saben es que una hora antes del partido hubo otra, con el estadio todavía vacío y el técnico como maestro de ceremonias. Ahí se empezaron a ganar los tres puntos y se sepultaron definitivamente los fantasmas del pasado reciente.

  HEMEROTECA
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  SUPERDEPORTE |  LOCALIZACIÓN   PUBLICIDAD:  TARIFAS  
superdeporte.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de superdeporte.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya