EN DIRECTO

Cuando el Valencia es de ciencias...

En esto del fútbol, cuando un equipo no logra conectar con sus aficionados, lo mejor es aceptar la realidad y no esconderse detrás de las acciones

 15:19  

Fue el sábado pasado cuando hablábamos de la última entrevista de Emery con el vampiro Llorente porque el presidente del Valencia presume de que le gusta sacarle la sangre a los entrenadores y, según contaban, no sólo a los entrenadores. Pues ahora que parece que se ha puesto de moda hablar de tecnócratas y de que el presidente farda de haber implantado la ley marcial en las oficinas, diré que a mí me da lo mismo si se acabaron las sonrisas porque un guardia vigila hasta el más leve movimiento de cada trabajador del club. No lo apruebo, pero entiendo que no es noticia más allá de alguna cosa que escapa por ahí. A mí lo que me molesta de verdad es que el entrenador esté tan manifiestamente solo en momentos duros. Y si me molesta no es por el entrenador —más que nada porque no tengo demasiada fe en él después de que dijera que Dealbert es un ejemplo y dos días después ni lo convoque a pesar del evidente mal estado de forma de Rami y Víctor Ruiz—, me molesta porque quien sale perjudicado de este incomprensible ejercicio de ostentación de poder es el Valencia. ¿Para qué queremos un presidente que presume de sacarle la sangre al entrenador si no le echa una mano cuando más lo necesita? Menos transfusiones y más enfrentarse a los problemas, que los hay. En mi cabeza resuenan una y mil veces las palabras de indignación del colega José Miguel Vigara hace unos días en el Supermurciélago cuando decía aquello de que «nos quitan la ilusión de cada domingo, que no es otra que ver ganar a nuestro equipo». Empezaré a preocuparme si por culpa de esa manera aritmética de ver las cosas nos creemos que ser terceros y caer en semifinales de la Euroliga con el Manchester City es suficiente cuando no lo es porque lo dice la grada y porque del Valencia manda la gente y nos las acciones por mucho que impongan presidentes y planes de salvación económica absolutamente necesarios. Esto no es un mensaje de populismo barato, no trato de decir que se haga lo que diga la grada, lo que digo es que en fútbol no siempre valen los balances y me preocupa que esa manera aritmética de procesar pase por alto que la gente está hasta las narices. Me preocupa que el Valencia sea más de ciencias que de letras y no acierte a ver que un equipo de fútbol que no conecta con su gente está muerto. Me apetece decir aquello de «que no se extinga la llama alimentada generación tras generación», pero lo mismo no lo entienden... ¡Qué pena!


twitter.com/Carlos_bosch

  HEMEROTECA
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  SUPERDEPORTE |  LOCALIZACIÓN   PUBLICIDAD:  TARIFAS  
superdeporte.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de superdeporte.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya