JULIÁN MONTORO

Nace el día del orgullo valencianista

Administrar esta riqueza es el reto de Salvo, Lim y Nuno

19.08.2014 | 02:30

Al fútbol con la mujer, con los niños y hasta con la suegra, que por nada de este mundo ni de ningún otro se quería perder un día como este, uno de esos pocos en que sobran las palabras, hablan las imágenes, los sonidos, la pasión. La imagen debió repetirse en esos miles de hogares valencianistas que hasta hace nada difícilmente habrían cambiado una sobremesa de domingo o una tarde de campo y playa en pleno mes de agosto por la presentación del Valencia CF. Dicen que el fútbol es de la gente y este es el Valencia que quiere la gente, aunque nos lo quisieron robar hasta que se dieron cuenta de que eso era imposible. Administrar toda esta locura que se vive en Valencia con el equipo es todo un reto para Salvo, convertido ya en ídolo de masas, para la gente de Peter Lim y también para Nuno, porque el verano se acaba, las pruebas se han terminado y a partir del próximo fin de semana hay que ganar siempre.

Equipo
Lim quiso entrar antes del 15 de enero para reforzar el equipo en el mercado de invierno y si se descuida con tanto obstáculo llega tarde al de verano. Quedan dos semanas y vamos a estar muy entretenidos porque todavía llegarán al menos cuatro futbolistas más, esa es la ambición, mejorar el equipo en todas las posiciones en que las posibilidades del club lo permitan. Hasta ahora, por lo que hemos visto a lo largo de la pretemporada, ya hay equipo para ir dando bastante guerra.

Riqueza
A estas horas el señor Kim Koh, que asistió atónito al espectáculo en Mestalla, ya se habrá comunicado con Peter Lim en Singapur para contarle todo lo que pudo ver. Y seguro que para decirle que lo que ha comprado es un chollo, una auténtica mina de oro si se sabe cuidar y gestionar, pues hemos visto que cuando las cosas se hacen mal con toda esta riqueza también se puede llevar el club a la ruina.

Enlaces recomendados: Premios Cine