RAFA MARÍN

El Levante sufre con Diop el síndrome Koné

Igual que cuando desde dentro brotaban ideas para retener al marfileño, algo similar está ocurriendo ahora con el senegalés.

31.08.2014 | 12:31

Escuchas que más vale ser gracioso que caer en gracia y tu cabeza proyecta automáticamente la película de la temporada pasada. Un montaje del director que incluye libro, banda sonora con el tema estrella del ´Te quiero´ y completos extras con besos y abrazos. Vamos, que con esa puesta en escena te tocan la cara el primer día y no pasa res porque ese no es el Levante que va a verse el resto del año. Pero si te llamas Mendilibar, que sin película, ni libro, ni club de fans lo que sí tiene es peor rima para cantarle, la llevas clara. Que si a Segunda y que si yo me hago cruces con lo de la línea adelantada. Como si vender por 10 millones a tu portero no dejase suficientemente claro lo bien que se defendía antes. En fin, que el término justo no está ni en elevar a uno a los altares ni en bajar al otro a los infiernos sino en darles el mismo voto de confianza y esperar que el resto del año el Levante sea otro.

preocupación en el vestuario
lo que pasa «a ciencia cierta»
Una cosa es pasarse y otra no preocuparse. Y en el Levante, que exprime el plazo y el límite salarial para seguir fichando, están preocupados. Los primeros, los propios futbolistas, que al fin y al cabo son los que están ahí abajo y los que durante la semana han estado hablando al respecto. Parafraseando al entrenador, son los que saben «a ciencia cierta» lo que hay. Ahora bien, desde fuera no hay nada nuevo que no se haya visto ya otras temporadas. La pasada, sin ir más lejos, cuando a última hora el equipo se quedó sin Iborra y Caparrós se lo montó para perder 7-0. O la anterior, cuando desde dentro del vestuario se alumbraban ideas con las que Koné se quedara al menos hasta pasar la primera eliminatoria y entrar en la fase de grupos de la Euroliga. Salvando las distancias, lo de Diop está siendo parecido. El senegalés es de los que seguro que se echa en falta, pero su idea de marcharse es firme desde hace mucho y también dentro del vestuario saben bien que forzarlo a que se quede no es la solución. Si no lo ha hecho ya, la última oferta que presente Olympiacos suena a definitiva.

inesperado inicio para rubén
descarte por decisión técnica
Si su suplencia fue sorprendente, apaga y vámonos su descarte. Rubén tiene prohibido otro año malo si no quiere quedarse en el camino, así que ánimo y ¡fuerza!.

Enlaces recomendados: Premios Cine