CARLOS BOSCH

Nuno Nano, Paco Van Basten y mi amor André

El técnico portugués no le da importancia a eso de ir primeros...¡cómo se nota que acaba de llegar!

27.09.2014 | 02:30

No es que tenga ganas de tocar las narices porque entiendo que hoy es un día para celebrar el ´LIMderato´ y lo bien que van las cosas en el asunto deportivo, pero es que no me resisto a enviar un recadito a los colegas de Bankia y a Llorente y su gente, para ver si realmente tienen narices de seguir retrasando la venta del Valencia a Peter Lim -en el caso de Llorente intentándolo- hasta que el amigo de Singapur se canse y se marche, y con ello se disuelva este equipo que es líder de la Liga española y lo que es mejor, que es el orgullo de los aficionados. ¿Os atrevéis ahora?

Se me enamora el alma
Con Nuno nano, Nuno nano
Dice Nuno que ser líderes en estos momentos no es importante pero que lo que de verdad le importa es que la afición del Valencia sí es líder. De André Gomes dice Nuno que es muy bueno pero que no juega solo, que juega bien por el que tiene detrás cubriéndole -Javi Fuego-, el que se la pasa -Parejo- y el que se desmarca -Alcácer-. Si mi mujer lee esto lo mismo se preocupa pero me da igual; tengo la sensación de que me estoy enamorando de Nuno Nano...Por cierto Nuno, para ti no será importante ser líder porque acabas de llegar, pero llevamos tanto sufriendo que te damos las gracias.

Ni idea de fútbol
Ha sonado la flauta
De André Gomes ya no sé qué escribir. Tantas veces que dicho que tiene materia prima para ser un superclase, que está empezando a darme miedo pensar que realmente entiendo algo de fútbol. (¡Es broma, asumo que no tengo ni idea!)

La cantera
Y los cortijos de mendes
Remato con el orgullo que siento al ver a Gayà celebrar el gol desde dentro, con el corazón, y me gusta pensar que mientras grita pasa por su disco duro todo el esfuerzo que ha tenido que hacer para llegar a jugar en el estadio de sus sueños. Me cae la baba al ver a Paco Alcácer -Paco Van Basten para los amigos- rematar a gol como los ángeles y sobre todo, muero de placer al ver como el entrenador le da a Carles Gil la oportunidad que se ha ganado entre semana en los entrenamientos. Me gusta ver a Rober Ibáñez intentarlo todo cada vez que salta al terreno de juego y no puedo evitar pensar en tanto cenizo que decía que esto iba a ser el cortijo de Jorge Mendes...AMUNT!

Enlaces recomendados: Premios Cine