MANU BADENES

Nuestro hombre en el país de Peter Lim

Alguien de enlace entre la propiedad y los aficionados es algo muy bonito, pero...

06.07.2015 | 02:30

El verano es un momento ideal para hacer esas cosas de las que te lamentas en invierno que te cuesta hacer. Cosas insignificantes, como leer, o susurrarle secretos a una mulatita preciosa en la fiesta de la espuma. Para lo primero, que alivia más el alma que el cuerpo, puedes elegir literatura de bolsillo como las Sombras del Grey ese, que se ha puesto morado, o encontrar perlitas que se conviertan en ´tu momento´, ese que es para ti y sólo para ti, y que te da rabia compartir con el resto del personal. El otro día caí por una París-Valencia y me encontré con ´Nuestro hombre en la Habana´, de Graham Greene, sobre la que también se hizo un pepino de peli. La historia va de un vendedor de aspiradoras que por circunstancias se hace espía, pero en lugar de pasar planos de bombas envía planos de sus aspiradoras que cuelan como buenos. Y como el libro lo encontré el mismo día que Salvo se despedía del club y de la afición, no pude evitar el paralelismo: se marcha nuestro hombre en Singapur, en el país de Peter Lim.

Coherencia
Al fin y al cabo, él era nuestra pica en Flandes, nuestro enlace sindical, la gran esperanza blanca; él era ese valenciano que se cogía un avión cada dos por tres y se iba a visitar al jefe, desayunando en los aeropuertos fideos con curry y salsa ácida. Él nos daba tranquilidad, aunque también a veces nos enseñaba los planos de Imbula (la aspiradora) mientras desde el Lejano Oriente nos traían a Rodrigo Caio (la bomba€ de agua). Al final el presidente ejecutivo y su equipo han resultado ser el elefante blanco. Gente valenciana de enlace entre la propiedad y los aficionados es algo muy bonito, pero si no pueden hacer su labor o si, aunque la hagan, se les salta no tiene sentido, máxime cuando hay motivos personales que atender. Coherente su decisión, y coherente la de su gente, aunque podíamos haber mantenido en la causa, al menos, a Ayala. Layhoon está tranquila y quiere calmar las aguas, pero aquí al personal ya le da igual todo. Sólo queremos refuerzos.

Rumores
La pregunta obligada es: si no es Salvo, ¿quién? Porque claro, alguien que hable español y sepa de qué va el asunto vamos a necesitar. Y a esa persona habrá que dejarla trabajar, no desdecirla día sí, día no. Y va un medio gallego y sitúa en nuestra órbita a€ ¡Lendoiro! Ese gran valencianista. Si realmente se ha tanteado esa opción, es que el mundo desde la otra punta se ve distinto. Alguien habrá dicho: «Con que sea español y lleve corbata, va que chuta». Es como nosotros cuando, desde nuestra ignorancia cultural y fisonómica, al turista oriental le llamamos chino, da igual que sea coreano que japonés. Pero, si están pensando en fichar a ese señor, habría que recordarles que con los del Depor no estamos hermanados, precisamente. Además de que traer a Lendoiro aquí es más raro que traer a un esquimal. No va a pasar. Porque si ese señor va a ser nuestro hombre en Singapur, esto no está pasando y todo es un sueño rodado por David Lynch.

Fichajes
Hemos fichado a un delantero joven, con proyección y fuerza: Santi Mina. A mí me recuerda a Negredo, pero bueno, ¡al menos hemos fichado! Jovencísimo, para lo bueno (proyección y gol) y para lo malo (inexperiencia en momentos clave). Por otro lado, se acerca la Previa de Champions y nos da igual ya que el portero sea el de la Real, el del Benfica, el del Oporto o el del Teruel. Lo que queremos es que, a ser posible, pase las pruebas médicas. Que para un lesionado o con riesgos ya tenemos al que tenemos. Hemos armado un cacao con Rulli, pero ahora, sin Ayala y con líos de representantes, estamos perdiendo tiempo y opciones. Hablando de pruebas médicas: una lástima lo de Caio. El chaval parece talentoso y venía muy motivado, pero su lesión genera debate. Hoy los médicos además ya no se pillan los dedos. Chapeau a los doctores, pero especialmente al que hizo el primer diagnóstico y se vio en el trance de dar la mala noticia. Que, bueno, si el chico va a jugar en el Sao Paulo será porque puede jugar. Pero a ver si haciendo el escorpión aquí teníamos un disgusto. Siendo sincero, prefería cualquier cosa menos que recalara en el Atleti. Si les hubiera salido bien nos habríamos quedado con cara de póker.

Noticias
En estos días de asueto por la terreta leo que vamos a por otra ampliación de capital. Lo que pasa es que esta no parece que vaya a ser como el gol que nos metieron en la anterior, a la que había que concurrir para mantener los derechos, y en la que hubo que retratarse en pleno hundimiento de los mercados y de nuestras economías familiares. Ahora es Meriton quien se compromete. Ello será bueno para todos y revalorizará al club. También veo que por fin ha renovado Parejo, quien está entusiasmado. Se les han acabado las vacaciones a los futbolistas, y habrá que repasar a ver quién se ha pasado de kilos. ¡Y la camiseta de la Senyera sale a la venta ya! Me voy a pillar dos. Una para entre semana y la playa, y otra para ocasiones especiales, bodas y comuniones. ¿No pide Layhoon confianza y apoyo? Pues ahí están mis cartas. ¡Envido la falta y truco!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine