A OTERO

Lío por Bale en el Madrid

El francés Benzema es la primera víctima de la nueva posición del futbolista galés

04.08.2015 | 02:30

El papel estelar que se le quiere dar a Bale está generando un lío importante en el Madrid. De momento Benzema es la primera víctima de la posición del galés como mediapunta. El francés no se aclara con un jugador que encima tampoco es que esté deslumbrando ni mucho menos. Benzema tenía cogido el tranquillo como parte de la denominada BBC, el trío de ataque que completaban Bale y Cristiano Ronaldo. El galo sabía trabajar a las mil maravillas para que las otras dos estrellas se hinchasen a marcar goles, en especial claro el portugués, aparte de los que conseguía él, que tampoco eran despreciables. Ahora ni los marca él ni los consiguen los demás. Por supuesto hay mucho margen de mejora porque a fin de cuentas no estamos mas que en la pretemporada y por tanto es obligado el período de pruebas, ¡faltaría más que no hubiese esa concesión!, pero los comienzos no son nada esperanzadores.

Bale está jugando donde quiere, donde pidió por lo demás, para no verse relegado a la banda, posición en la que entiende que está desaprovechado. Tanto la cúpula blanca como Benítez, bien porque el técnico lo ve también así o porque es sensible a las sugerencias de arriba, coinciden en que al británico hay darle bola como enganche, en donde actúa por cierto con la selección galesa. Claro que una cosa es ser el dueño hasta de las camisetas en el modesto equipo nacional de su país y otra pretenderlo en el Madrid, formado por una constelación de estrellas, jugadores que hasta ahora han demostrado mucho más que el galés. Bale ha marcado goles importantes, pero su contribución al juego ha sido muy escasa, una aportación que no ha mejorado por lo visto en estos cuatros partidos.

Otro aspecto que llama la atención del nuevo rol de Bale es que ocurre en un equipo que está precisamente sobrado de mediapuntas, que curiosamente no jugaron nunca, o apenas lo hicieron, en esa posición, debido a la configuración de la plantilla, como James, Isco o Kroos, y ahora parece que tampoco tendrán esa oportunidad. Benítez lo dejó claro desde el primer día. Lo de Bale en ese puesto no es un experimento, como tampoco lo es la colocación en el campo, según un 4-2-3-1, que también se ha repetido en estos cuatro partidos.

Para echar más leña al fuego se da también la circunstancia de que mientras con el galés hay atasco e indefinición, resulta que aparece Isco y el andaluz le da dinamismo al equipo, y lo mismo James. Bale queda pues mucho más en evidencia, pero tal parece que hay algunos que hagan lo hagan nunca serán reconocidos y al revés. Sólo que en estos casos hay un juez inapelable, que son los resultados, de modo que ya le pueden ir bien a Benítez porque de otro modo no va a ser Bale el que corra más peligro sino el propio técnico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine