MANU BADENES

Dos caras

A los grandes les jugamos como grandes y a los pequeños como pequeños

25.08.2015 | 02:30

Hay un villano en las aventuras de Batman que me cae gordo. Se trata de Dos Caras, el Fiscal del Distrito de Gotham City que es también un supervillano „¡cómo está el patio en la ciudad!„. Tiene media cara deformada, y decide si aplica el Bien o el Mal mediante el lanzamiento de una moneda. Me trae la descripción resonancias del Barón Ashler, de la serie Mazinger Z, un villano con el rostro dividido por la mitad en vertical, mitad hombre, mitad mujer. Algo así parece el Valencia de Nuno, e incluso diría que de Pizzi. Un equipo irregular, capaz de lo peor y de lo mejor. Otro mal endémico de muchas etapas del Valencia CF, con excepciones maravillosas cuando hemos estado dirigidos por algún entrenador que ha hecho historia. Aviso para navegantes: huele mal. Intento ser optimista, pensar que hay margen de mejora, pero de momento sólo veo a gente correr como pollos sin cabeza.

Mónaco
Y no me refiero a que el equipo haya tenido dos caras en los últimos partidos. Para nada. Ha dado desde hace bastante tiempo una sola imagen rancia, pobre y atropellada. Pero, eso sí, estoy convencido de que cuando juguemos contra un grande seremos capaces de marcarnos partidazos. Como el año pasado. Pero eso, a la larga, no sirve de nada. Gloria efímera. La semana pasada contra el Mónaco vivimos un partido feo y con mucha potra.

La gente se suele quedar siempre con el resultado final y no se plantea cómo ha ido el partido. Pero el planteamiento del equipo en el partido de Previa „me niego a llamarlo Champions aún„, la actitud de los jugadores y el modo de enfrentarse al devenir del encuentro es muy similar al de Vallecas el pasado sábado. En Mestalla tuvimos el factor campo. No creo que los profesionales del fútbol nos agradezcan lo suficiente lo que inclina eso las cosas en la balanza. Ahora mismo somos „Mestalla„ medio equipo.
Vallecas

¡Y porque marcamos a los tres minutos! Eso nos dio alas. Aunque ellos apretaron, tuvieron sus oportunidades y nos podían haber dejado vistos para sentencia. Empataron justamente y se vieron por detrás injustamente. Marcamos cuando peor estaba la cosa. Balones en el área, viniendo de córner, cierta melé y dos chufos a la red. Que tuvimos potra, para lo que podía haber sido. Y a los tres días nos vamos a Vallecas. ¡Qué bonito era encontrar camisetas de la senyera en la Puerta del Sol! Verlo me alegró el día, que aquí el valencianismo está muy desamparado. La tarde era bochornosa y el campo un patatal. Y si bien empezamos bien los primeros compases del encuentro, al poco ya se vio que iba a ser más de lo mismo. Un correcalles. Los chavales se dejan los mismísimos, de eso no cabe duda. Pero no es suficiente eso para jugar bien. Porque a los equipos pequeños les jugamos como pequeños, y a los grandes les jugamos como grandes.

Héroes
Con este sistema, ni Negredo, ni Mina, ni la Callas. Además, como el campo de Vallecas es ideal para jugar al fútbol-playa, se ve que la orden era patadón a la mínima dificultad de combinación. La primera parte no estuvo mal, lo reconozco, y al portero de ellos lo hicimos padre cuatro veces, tres en la primera parte y en la última jugada de peligro del partido, que se marcó una parada de Evasión o Victoria. Pobre Negredo. No marca ni cuando lo hace bien. Pero no estoy preocupado. Está en forma. Lo único que hay que conseguir es que la pelotita esté más tiempo en el borde de su área que en el de la nuestra. Total, que los héroes del partido fueron Toño y Lass, que salió en la segunda parte y nos desbordó con facilidad pasmosa. Me gustó Barbosa, a pesar del chut desde fuera del área que me recordó grandes pedradas de Tomás. O de Albelda, dicho sea con el mayor de los respetos „pero que no era su mejor cualidad„.

Ensayo
Si hay un jugador que me demostró que tiene el respaldo y la confianza del staff técnico es Cancelo. Se decidió a chutar un libre directo a tres cuartos del partido, y desde tres cuartos de campo. Y cuando lo vi, me dije: «Deben de tenerlo muy ensayado en los entrenamientos». Y tan ensayado. Fue un ensayo€ ¡de rugby! ¿Es él quien debe chutar las faltas, con 0-0 y la tensión de que se nos va el partido? ¿No se hablan esas cosas en el vestuario? Me pareció un acto generoso hacia la comedia. Ahora lo que interesa es superar la Previa e ir sumando puntos. Vallecas es un campo traicionero, desde que Jémez pulula por su banda, y seguro que algún rival directo pincha por allí. En este mes, a ver si conseguimos ser merecedores de que suene el himno europeo de pleno derecho€

Renovación
¡€y a ver si renovamos a Feghouli! Hay mucha gente que le critica su irregularidad. Me encantaría darles la razón si no fuera porque eso se lo veo a todos los demás también. Cuando está enchufado es una moto, y marca las diferencias. En otro equipo quizá podría resultar algo atolondrado, pero últimamente van como locos todos. Para mí el peor gesto del equipo el año pasado fue la precipitación. Seguimos en ese brete. No tenemos un estilo de juego definido, y si falla Javi Fuego el centro del campo lo pasa de pena. Hay gente de la que no se puede prescindir ni un solo partido. Por ejemplo, Javi. Para que los chavales alrededor sepan a qué hay que jugar: a una sola cara. La del Bien.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine