VICENTE BAU

Enormes

Estamos a finales de agosto y la afición se deja 'la vida' para acompañar a su Valencia en Mónaco

25.08.2015 | 15:31

Impresionante. Lo de la afición del Valencia es mucho más que destacar a una simple afición. Lo de destacar como se han lanzado casi como posesos „posesos en el buen sentido, posesos como implicados, como parte de algo, posesos importantes„ a por las entradas que el Mónaco ha puesto a disposición del Valencia es un asunto digno de análisis. Yo voy a tratar de resumirlo en este ´Buenos Días´ que me permite Súper escribir pero con todo y con eso, creo que me voy a quedar corto. Piensen, así de entrada, que estamos hablando de un Mónaco-Valencia casi a finales de agosto... ¡y se han agotado todas las entradas que están a disposición del Valencia!

Lo del partido
Y sí, lo que se va a disputar en Mónaco no es un simple partido de fútbol. Forma parte de la idiosincrasia de un club, de una afición y de una cuenta de resultados que obviamente engordará notablemente sin el Valencia logra dejar en la cuneta a su ´enemigo´. ¿Motivos para ser optimista? Pues miren, si nos fijamos única y exclusivamente en el partido de ida pueden entrar las dudas pese a los dos goles de ventaja que llevan los de Nuno. ¿Y? Pues que si por contra nos fijamos en la afición del Valencia, en la fiel y constante afición del Valencia, yo no puedo resistirme al optimismo y desde ya, me sumo a la corriente de opinión que da casi por hecho que el Valencia estará en la fase final de la Champions.

Lo de la gente
Colas. Estos días ha habido colas para conseguir una de esas entradas que han salido a la venta para los aficionados. Y ojo, no han sido unas colas normales. Han sido unas colas muy a tener en cuenta. Y sí, insisto, estamos a finales de agosto cerca de que acaben las vacaciones los afortunados que viven en un mundo donde todavía existen las vacaciones de agosto y la afición blanquinegra se ha volcado para acompañar a los suyos. «Yehh, Vicent, es que es muy barato»... me dice uno de esos amigos que ha logrado un par de entradas a precio irrisorio. Y sí, las tiene, le ha costado conseguirlas pero ya son suyas. Y baratas. ¿Pero sabe mi amigo el ´cañazo´ que le espera en Mónaco en cuanto se pida una Coca-Cola en un bar?

Para don Peter
Bien, una vez aclarada la admiración que me produce la afición valencianista „siempre fiel, siempre ruidosa, siempre soñando„ no me queda más remedio que acabar este artículo pensando en Peter Lim y pensando en un ruego que quiero hacerle al máximo accionista de nuestra mercantil Valencia club de Fútbol SAD. Y dice así. Estimado don Peter, ya se que usted está preocupado por el tema de los fichajes y que el adiós de Otamendi le ha obligado prácticamente a ponerse en estado de guardia y prestar un poco de atención a este Valencia que usted se ha empeñado en guiar hacia un futuro más prometedor. Y vale, sí, don Peter, el Valencia necesitaba algo de eso pero fundamentalmente lo que más necesita su gente, su afición, es sentirse querida, protegida, guiada. Y es por ahí don Peter por donde su Valencia se está quedando algo corto. ¿En qué? En atender a la gente hablando en valenciano o en castellano pero siempre de forma cercana. Hace falta un central don Peter... sí. Pero más que un central hace falta cercanía, un abrazo, cariño, respeto y sentimiento hacia una afición que lo da todo siempre. Como ahora, en verano y en la Champions. Enormes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine