CÉSAR IZQUIERDO

Se puede comenzar a soñar

Por los enrevesados condicionantes, la categoría de los rivales y los precedentes, el Valencia obtuvo un primer cuadro positivo

29.08.2015 | 02:30

Por los enrevesados condicionantes, la categoría de los rivales y los precedentes, el Valencia obtuvo un primer cuadro positivo. Ahí está el fatídico ejemplo de la previa ante el Mónaco o del Sevilla. Nuno y sus futbolistas deberán pelearlo, pero el grupo que conforma junto a Zenit, OL y Gent es para estar en octavos y empezar a soñar. La clasificación dependerá de la iniciativa valencianista. Otra cuestión es que rusos y franceses tienen estructura, individualidades y equipo suficiente para crujirte si la puesta en escena competitiva no está a la altura. El Gent se conjuga en futuro. No tiene la historia de Anderlecht o Brujas, pero es una atractiva cenicienta, lo normal es que mezcle sufrimiento y magia. La vitrina de este torneo puede lanzar futbolistas como el atacante Moses Simon, el volante Dejaegere o el mediocentro Neto.

Gante, Lyon y San Pestesburgo proponen tres desplazamientos maravillosos. El OL ha conseguido mantener a la maravillosa dupla de ataque Fekir-Lacazette y la aderezado con Beauvue, revelación del Guingamp el curso pasado y con la incorporación de Valbuena, que debe dar un salto creativo a un equipo al que le cuesta manejarse cuando tiene que llevar la iniciativa. El Lyon es un equipo de intensidad y contragolpe y lo fía todo a su tripleta de ataque. El curso pasado peleó por el título hasta que las lesiones mermaron su paso. Eso, unido a un proyecto basado en la cantera han hecho que este mercado se centren en añadir experiencia, sobretodo a la línea defensiva para la que han fichado a Morel, del Marsella y a Yanga M´biwa de la Roma, además de Rafael, lateral del United. El morbo lo pone Lopes, el portero que estuvo en la órbita del VCF. El Zenit, como el Mónaco, brindará un duelo estelar entre estrategas portugueses: Villas Boas comanda desde hace dos cursos el destino del campeón ruso. Estará Garay, siempre vinculado al destino del Valencia, como líder defensivo del Zenit, un equipo con buenos futbolistas pero irregular e imprevisible en el aspecto competitivo. Todo depende del cuarteto de ataque formado por Shatov, Danny, Hulk y Dziuba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine