CARLOS BOSCH

A la memoria de Montes y Cubells

En Mestalla siempre hubo división de opiniones y debe haberlas porque es la salsa del fútbol, pero hoy no toca...

16.09.2015 | 13:49

Los hay que no se atreven a decirlo porque hay que ser simpático con el que manda pero como no es mi caso, allá que voy. El ambiente en torno al Valencia está enrarecido y eso podemos tomarlo casi como dato objetivo, luego están las opiniones o interpretaciones de porqué está enrarecido, y aquí es donde yo digo lo que pienso con la misma normalidad con que lo dijo, por ejemplo, Dani Parejo en una entrevista en la 97.7 Radio. Es decir, como yo lo veo, el ambiente en torno al Valencia está enrarecido por la salida de Amadeo Salvo. Pues bien, dicho esto, hoy más que nunca da lo mismo por qué o por quién el ambiente huele a chamusquina. Hoy da lo mismo mi opinión -por más que creo que mi opinión solo es mi opinión y que con ella no trato de convencer a nadie- y da lo mismo la salida de Fulanito o la llegada de Menganito. Dejemos la política de lado por un día, -y entiendo política por las opciones personales de cada uno- y pensemos en que da lo mismo si eres de Salvo y o si no querías a Salvo, si eres de Nuno o si le tienes ganas a Nuno, y da lo mismo si eres de Paco o de Negredo. Esto ya lo he contado alguna vez pero hoy viene al pelo y por eso lo repito, cuando era estudiante y tenía exámenes -era de los que estudiaba la noche anterior- si me cansaba de estudiar, -que me cansaba mucho- cogía el libro de la historia del Valencia y leía capítulos que llegó un momento casi sabía de memoria. Y uno de esos capítulos habla de que en Mestalla siempre ha habido ´política´, es decir, siempre hubo división de opiniones y que la primera gran división del valencianismo fue entre ´montistas´ y ´cubellistas´. Ellos, Montes y Cubells, fueron las primeras estrellas mediáticas del Valencia en los inicios de los años veinte, y por resumir, uno era un delantero de calidad y el otro un rematador; ¡había que elegir! Con el tiempo he llegado a la conclusión de que Montes y Cubells crearon el verdadero y genuino germen del valencianismo, porque al mismo tiempo que dividían a los aficionados, creaban afinidades que eran para toda la vida, en torno a un equipo de fútbol que acababa de nacer. Ellos fomentaron una rivalidad que terminó beneficiando al equipo y dando al Valencia una dimensión diferente, por ello hoy me apetece decir que cada uno tenga sus preferencias porque son la salsa del fútbol, pero acordémonos aunque solo sea por un día de dos mitos, Montes y Cubells. ¿Les parece que sea hoy?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine