CARLOS BOSCH

Lo que sí es culpa de Nuno y lo que no

El problema es que mereciendo ganar porque hizo más ocasiones, el Valencia pudo empatar y hasta perder

22.10.2015 | 02:30

Que el Valencia tenga cuatro, cinco o seis ocasiones de gol bastante claras en la primera media hora y que sus jugadores -unos por otros, delanteros o no- las fallen todas y no sentencien un partido que estaba para sentenciar, no es culpa de Nuno; él no remata. Pero ojo, que el Gante sea el dueño del juego y termine dominando el balón, y lo que es peor, que jugando en Mestalla el Gante deje la sensación de que como equipo de fútbol, es decir, como colectivo, es mejor porque tiene las ideas más claras y está mucho más trabajado, sí es culpa de Nuno Espirito Santo. Después el entrenador del Valencia puede salir en sala de prensa a decir o a cantar misa, pero la gente que va a Mestalla ha visto el suficiente de fútbol como para saber que el Valencia juega a impulsos y que el Gante demostró ser, en lo colectivo, mejor. Si los futbolistas del Valencia hubieran hecho el segundo posiblemente habría caído el tercero -porque todo estaba destinado al 3-0- pero en el fútbol eso puede pasar, y lo que no puede ser es que cada vez que nos pase eso tengamos jaleo porque no sabemos cómo hacer cuando no vamos por delante en el marcador y tenemos la necesidad de crear, no puede ser que solo seamos un equipo en el sentido colectivo del término cuando jugamos a presionar y a la transición rápida. En otras palabras, el Valencia no es aún un equipo fuerte y seguro, y la prueba es que mereciendo ganar porque hizo más ocasiones, de eso no hay duda, pudo empatar y hasta perder.

En lo que a nombres propios se refiere hoy quiero escribir de Santi Mina. Un error suyo en defensa propició el empate pero prefiero quedarme con lo que empieza a mostrarnos y lo que se entrevé. Es un delantero y su error lo considero puntual. Creo que le viene mejor jugar en la izquierda para hacer la diagonal y buscar el golpeo, que no en la derecha donde tiene que desbordar por fuera y de eso, de desborde en parado, no va sobrado. Me parece generoso en el esfuerzo y trabajador, y si hay que tocar de primeras, toca de primeras, no como otros, que necesitan tres toques para controlar el balón...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine