VICENTE BAU

Lo que hay más allá del resultado

Me quedo con la victoria del Valencia CF pero desprecio su forma de conseguirla

23.10.2015 | 02:30

Seamos francos. Mola la victoria...al fin y al cabo de eso se trataba. ¿Y lo demás? Lo demás queda en un segundo plano pero no por ello deja de ser importante. ¿Y que es lo demás? Pues algo muy simple. Lo demás es un Valencia errático, poca cosa, de más a casi nada, que permitió que un equipo de medio pelo como el Gante pusiera en un sinvivir todos los seguidores blanquinegres. Lo malo, al margen de esa victoria que es tremendamente buena, ya que deja prácticamente sentenciada esta primera fase de la Champions, es la sensación de que el Valencia es un equipo por hacer, débil, sin rumbo, que llena de agonía las gradas del viejo coliseo de Mestalla.

De más a nada
Y así fue. El Valencia CF, respondiendo claramente a su condición de favorito, tomó las riendas del partido en los primeros minutos y se hizo el dueño del cotarro. Y dominó, dominó mucho a un rival que es claramente inferior. Y también anotó ese gol que era una auténtica invitación a la tranquilidad y a la esperanza. Pero no fue así. A fecha de hoy nos alegramos del triunfo y lo celebramos como se merece, pero la imagen ofrecida por el equipo resulta poco menos que lamentable. El Valencia fue de más a menos y de ahí a casi nada en un visto y no visto. Y sí, queda mucho trabajo por delante y un calendario que da terror si lo miras con el rigor que deben tener siempre los buenos aficionados.

Lo de Gauden
Lo escribía ayer Gauden Villas en las páginas de este mismo diario. Y era contundente sólo con echar una mirada al titular de su crónica medianamente desgarrada. Decía así: «Apuros en casa contra un equipo belga». Y sí, yo me quedo con ese titular. Lo de «un equipo belga», así, sin más, sin citar su nombre ni su condición de equipo Champions -realmente esta competición le queda muy grande- refleja claramente la entidad del rival del Valencia. Es decir, los de ese Nuno encantado con el resultado final no dieron la talla ante un equipo claramente inferior y en formación. El Gante no es nada del otro mundo. Y sin embargo, ante el Valencia, por instantes ofertó la imagen de ser el amo del calabozo.

Lo que viene
El Valencia ya puede respirar tranquilo en la Champions y eso es lo que debería alegrarnos. La clasificación para la siguiente fase la tiene ´a huevo´. La realidad nos indica que este equipo repleto de joyas de futuro pero con un escaso presente tiene mucho trabajo por delante. Y sí, la Liga de Campeones te indica que lo importante de verdad son los puntos que sumas y los resultados. Y estos son positivos para el Valencia. Ahora bien, este mismo Valencia jugando al estilo que dispuso ante el Gante lo pasará mal en nuestra Liga. De entrada el próximo rival es el Atlético de Madrid. Y que yo sepa el equipo de Simeone está a años luz de este Gante miserable. Toca reaccionar...o nos tocarán la carita de forma lamentable.

Más opiniones de colaboradores pinchando aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine