VICENTE BAU

¿Qué pasó tras el descanso en Anoeta?

El Valencia cayó ante la Real Sociedad tras una segunda parte calamitosa que deja otra vez muchísimas dudas

12.01.2016 | 14:04
¿Qué pasó tras el descanso en Anoeta?

No lo entiendo. Es cierto e indudable que el Valencia no estaba jugando del todo bien a fútbol en la Liga. Gary Neville ha propuesto un cambio de actuación de sus jugadores que en principio parece atractivo pero la segunda parte ante la Real Sociedad destroza cualquier pronóstico medianamente positivo. Esa segunda parte, tan repleta de dudas que da miedo mirarla, deja abierta una puerta al desconcierto en el valencianista más atrevido. Y a mí, periodista veterano, solo se me ocurre preguntar un par de cosas. La primera, ¿tan arrasado ha heredado el equipo Gary Neville que no le da para jugar al ataque con un mínimo de decencia? Y segunda, ¿es posible que la defensa del Valencia no esté, en general, a la mínima altura exigible para un conjunto de primera división?

Primera pregunta
Vuelvo sobre lo de arrasado y sobre la idea de cambiar la forma de jugar. Es indudable que el Valencia, su entrenador y máximo responsable, no quiere heredar los desajustes de Nuno en la forma de jugar del equipo. El Valencia, eso es cierto, ya no se resguarda en la línea defensiva durante el partido y utiliza más a sus hombres de vanguardia. Pero resulta insuficiente. Ante la Real vimos dos ejemplos de lo que nunca debe ofrecer un equipo sobre el terreno de juego. En primer lugar, si juegas al ataque debes crear peligro... y eso no existió en este partido ni en los apuntes del periodista más optimista del mundo. Y en segundo lugar, al fútbol se empieza jugando desde la línea defensiva... Y por ahí sí veo yo un desamparo que empieza a dar algo de miedo.

Segunda pregunta
No voy a señalar a nadie. Simplemente voy a compartir con todos ustedes algo que me tiene moderadamente quedado y que me produce unos dolores de cabeza terrible. La pregunta es suave pero a la vez agrega una posible respuesta que da miedo solo de pensarla. Y dice así: ¿La defensa del Valencia es buena? Pues miren, yo, por más vueltas que le doy y les aseguro que suelo utilizar para escribir un traje repleto de optimismo, no encuentro una zaga mínimamente coherente para hacer el fútbol que pretende el Valencia. Ni el balón sale jugado desde atrás con un mínimo de raciocinio ni los delanteros rivales son cubiertos con otro mínimo de raciocinio. Es decir, en retaguardia estás en ´bolas´, juegas mal y te posicionas peor, y así, con esa realidad ya encajada, se me antoja complicado cumplir cualquier objetivo que tenga planeado Neville para el Valencia.

Y lo de la Copa
Jugamos el jueves partido de Copa y de ese envite lo único que hay que temer es que no lo aprovechemos para dar un paso adelante e ir creciendo como un equipo normal, sin dar suelta a esa falta de raciocinio que vimos en la segunda parte en Donosti. Miren, pese a la que está cayendo yo sigo creyendo en Gary Neville, pero no debemos olvidar que es un debutante que lógicamente algún desaire se va a pegar. Yo de entrada hay algo en lo que no estoy de acuerdo con él. Ha heredado una defensa poca propicia para florituras, francamente. Y si estuviera en mi mano y yo fuera el entrenador trataría de apuntalarla como fuera en este mercado de invierno... si tenemos ´pasta´ para hacerlo. El fútbol que pretende Neville necesita una defensa más sólida y bien formada. Y por ahí se le destruyen las ideas al míster inglés. Esa línea, la defensiva, no da mucho más de sí.

Más opiniones de colaboradores, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine