Dudas de ida y vuelta

Pese a su impopularidad, el ´10´ es un jugador cuya ausencia afecta al equipo

27.07.2016 | 21:21
Dudas de ida y vuelta

Lo contamos en ´Esports97-Nit´ un 13 de marzo. El Valencia venía de hacer un ridículo espantoso en la jornada 29 de LaLiga perdiendo 1-0 contra el Levante UD, que por la mañana le pudo endosar a los de Gary Neville un carro de goles. Esa misma noche desvelamos que Dani Parejo no tenía ningunas ganas de continuar en el Valencia CF. Y aunque los estados de ánimos son cambiantes, y pese a que su alta ficha en el Valencia „alrededor de 2´5 millones de Euros„ podían constituir un handicap a la hora de reconsiderar su postura, lo bien cierto es que el de Coslada acabó por madurar la idea de que su ciclo como futbolista en Mestalla se había agotado.

Las portadas en las últimas semanas de este diario „la reunión con la oferta del Sevilla„, las declaraciones de Pako Ayestaran y la actitud del futbolista, resucitan el concepto de la posible marcha del ´10´ del Valencia.

La relación de Dani Parejo con la grada de Mestalla nunca fue dulce. Muy discutido en su primer año „affaire en Facebook incluido y protagonizado por su hermana tras quedar el futbolista fuera de una convocatoria de Copa contra el Levante„, alcanzó su mejor momento en el año de Ernesto Valverde en el banquillo. Ubicado al lado del doble pivote defensivo de turno „Tino Costa o Albelda„ para el arranque de jugada, la aportación del madrileño fue sobresaliente. Aunque tampoco acabó de ser un futbolista que conectara con la grada. Parejo siempre ofreció dudas para el incondicional valencianista. Ni siquiera la sensacional campaña en el año de Nuno „34 partidos de LaLiga, 11 goles, 8 asistencias„ hizo que el de Coslada ganara simpatizantes entre los aficionados. Su manera de jugar arriesgada exasperaba más en la grada que otra cosa. Pese a los registros, las dudas seguían muy presentes.

Para remate, esta temporada ha tenido demasiados capítulos poco agradables para Parejo. Su renovación con un alto sueldo como hombre de confianza de Nuno muy contestada en la calle, el hecho de que Gary Neville le degradara y le dejara sin capitanía en una decisión delirante „una más del inglés„ su rendimiento (rozando lo ridículo en algunos partidos), errores individuales muy gravosos y el episodio junto con cinco compañeros más de esconderse el día del Valencia - Celta. Demasiadas piedras en una misma mochila. Ni siquiera sus goles de falta y su rendimiento mejorado en los primeros partidos de la era Ayestaran revirtieron la incertidumbre.

Demasiadas dudas. De la grada hacia Parejo y de Parejo hacia su continuidad. No soy sospechoso, siempre me definí «parejista». Pero los proyectos, las vinculaciones, las relaciones hay veces que se rompen. Para bien o para mal.

Yo nunca me desharía de Dani Parejo. Pese a su impopularidad es un jugador cuya ausencia afecta al Valencia. No creo fácil encontrar otro como él al precio en el que el Valencia CF puede moverse, pero veo ya muy rota esta relación.

Las dudas que la grada comenzó teniendo sobre Parejo las tiene ahora el propio Parejo sobre su continuidad. Cuando uno entiende que le «invitan» a irse de un sitio, quedarse sin estar plenamente convencido puede ser la peor de las soluciones.

Y me temo que en el caso del ´10´, más que un cúmulo de dudas, lo que ronda por su cabeza es una certeza aplastante. Y esa certeza pasa por volar lejos de Mestalla.

Más artículos de opinión de Manolo Montalt, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine