12/10/2016

Lo siento mucho, pero aún nos pasa poco

Echo en falta un mensaje enérgico del Valencia, de su presidenta por ejemplo, por la multa de la ampliación

17.10.2016 | 21:50

Pues muchas gracias a todos oye. Gracias a los que montaron la movida aquella de la ampliación de capital de 2009. Éxito absoluto. No solo engañaron a los aficionados -y a mí mismo, no lo niego-, ahora, el Valencia tiene que pagar 25 millones de multa a la Unión Europea. Justo lo que vale un delantero. Al final, si lo piensas, Llorente tiró a Emery -que se fue al Sevilla a ganar títulos- para fichar a un entrenador experimento y amiguito suyo por puro capricho y por encima de la voluntad del que entonces era director deportivo del club, y luego tuvo que indemnizar a ese entrenador porque lo echó a la calle después de que Mestalla cantara "¡Llorente vete ya!", y hablo de Pellegrino. Y encima lo hizo todo gracias a un dinero público cuyo origen provoca que ahora la Unión Europea sancione al Valencia con una cantidad de dinero tal, que puede suponer que venga un delantero mejor o un delantero peor en el mercado de invierno. Y no solo eso, ahora también sabemos que quien tendrá que rascarse el bolsillo para arreglar ese desastre es Peter Lim. No seré yo quien defienda al propietario en el aspecto deportivo, pero amigo, que hayamos tenido que escuchar en los últimos años eso de que Lim viene a llevárselos, que no los pone y no sé cuantas estupideces más, da que pensar en qué manos hemos estado y confirma el tamaño del chiringuito que tenían montado algunos voceros que ahora ladran con la boca pequeña porque saben que los árboles, donde se saca la madera, que es donde se saca el papel y los papeles, tardarán algunos siglos en extinguirse. Y sobre todo, da para que uno esté tan hasta las narices que al final tenga que decir eso de que "aún nos pasa poco" porque aunque esto suene a demagogia, en Madrid le hacen la pelota y cierran filas con la multa de la Unión Europea a Florentino y aquí machacamos a Peter Lim que no tiene la culpa de la multa y es quien ha devuelto de su bolsillo todo lo que salió del gobierno valenciano. Y no he mencionado que no es Peter Lim el culpable de que el Valencia fuese vendido en subasta pública pero lo linchamos porque este verano ha optado por no seguir acumulando deuda en un club que la tiene galopante por culpa de otros. Sí, detrás de la política restrictiva y limitada a la hora de fichar este verano, estaba la sombra de la multa que ya parece una realidad.

PD: Echo en falta un mensaje enérgico del Valencia.

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine