03/11/2016

Vamos de paseo, en un coche nuevo

La pregunta es si este equipo será capaz de ganar cuatro partidos seguidos y alcanzar a los de arriba

03.11.2016 | 22:22

Por fin me he atrevido a mirar la clasificación. Da vértigo. Miedo. Vergüenza. Da muchas cosas. A un punto del descenso en la jornada diez después del susto de la temporada pasada. Y no quiero ser muy cruel, pero ves las imágenes de los directivos del Valencia que viajan con el equipo, y parece que vayan de excursión y no a un partido en el que si perdías podías caer a puestos de descenso en la jornada diez. Sé perfectamente que Layhoon o Kim Koh no tiran faltas, ni pierden balones estúpidos en el centro del campo ni fallan goles solos ante el portero, pero me preocupa que esa imagen de que vamos de paseo en un choche nuevo se traslade al vestuario. Trabajo de Prandelli es que a los jugadores no les invada es espíritu casi festivalero. Y no quiero ridiculizar a nadie con estas reflexiones, si pongo la metáfora de la excursión es para que se entienda mejor que casi nos estamos jugando la vida en cada partido y demasiadas veces no lo parece.

La broma de Pako, ¿Da para remontar puestos?
Dicho lo anterior, me mantengo en que hoy en día el gran problema del Valencia lo provoca la broma de haber tenido a Pako Ayestaran de entrenador. Los números del Valencia sin ´el Rolling Stone´ no son malos, gana en Leganés y Gijón, empate en Coruña, gana al Alavés en casa, y pierde contra el Atlético de manera justa y contra el FC Valors porque le guindan. Lo que falta por saber ahora es si este equipo está en condiciones de enganchar cuatro o cinco partidos seguidos ganando que le permitan escalar en la clasificación. Esa es la gran duda que genera el equipo en estos momentos. Ya saben que me gusta ver siempre el lado y al menos he detectado que el primero que hace su discurso desde la exigencia es el entrenador, Prandelli, cuyo reto es conseguir que sus futbolistas asuman que si no corren lo mismo que sus rivales, lo tienen mal para ganar a cualquier equipo. Y el que no tenga esa ilusión por correr en cada partido, que lo diga que lo cambiamos por otro. Incluso por los del filial, y lo digo claramente por Fede Cartabia, que debuta en esta Liga y no estuvo ni fallón, es decir, no estuvo ni chisposo y con ganas de que se hable de él. Entiendo por otra parte que Prandelli tiene que probar a los futbolistas y darle oportunidades a todos para conocerlos. PD: Hay que fichar uno que meta goles. Es de cajón.

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine