05/01/2017

Lo veo todo gris

La derrota en la Copa y el patético futuro que nos espera me deja sin palabras

11.01.2017 | 18:09

Tengo la cabeza del revés. Estoy cabreado, triste, amargadete. Y sí, se que todo tiene su origen en el Valencia CF y más concretamente en este patético Valencia que nos ha ´regalado´ groseramente el señor Peter Lim. Y el tema es que no veo una solución real que sea asequible en tiempo récord. Recuerden que el Valencia, su Valencia, es una mercantil y en una mercantil manda el que tiene más acciones de la empresa. ¿Que el que más acciones tiene a su nombre es un piernas que lleva de cabeza al Valencia hacia un desfiladero sin fin? Sin duda alguna. El señor Peter Lim, ese que ha olvidado qué caminos conducen hasta Valencia, es quién manda en esta mercantil... y lo hace mal, de pena, rematadamente mal... y además no sabemos qué es lo que pasa por su cabeza.


El futuro

Lo cierto e indudable es que el Valencia tiene una plantilla carísima y un futuro realmente complicado por delante. Que las tres cabezas pensantes de este Valencia sean Peter Lim, Layhoon y Suso García Pitarch es más dramático todavía. No vale ninguno de los tres. Son un desastre de consideraciones grotescas que llevan de cabeza al Valencia a la Segunda División siendo la cuarta plantilla más cara de la liga española. Lo de Lim y Layhoon es impresentable aunque en realidad estos dos individuos nos quedan tan lejos que los queremos tirar pero no sabemos cómo. En Valencia no valen para nada. Ni Lim ni Layhoon. Y si su apoyo es un tipo tan trepador y tan escásamente profesional como el valenciano Suso García Pitarch, vamos apañados.


El agobio

Ayer, miércoles 4 de enero, la gente estaba más pendiente de la mega crisis que amarga la vida al Valencia que incluso la inminente llegada de los Reyes aparecía difuminada en el horizonte. Y eso es grave. Y tiene complicada solución. Miren, para ser claro y rotundo, si Peter Lim abandonara el Valencia tendría que hacerlo con dinero de por medio y con el visto bueno de Bankia, que al fin y al cabo es quien dio autoridad al de Singapur para hacerse con el control del Valencia CF. El asunto de fondo es que buscar soluciones para el Valencia se antoja complicado, aunque resulta mucho más complicado ser aficionado del Valencia y sentir una pena terrible que te ´acongoja´ el corazón.


Y lo de Juanito

Mi hijo Juan salió en una foto realizada en Expojove con seis jugadores del Valencia CF a su espalda y una sonrisa en su cara imposible de olvidar. Eso le sucedió el martes por la tarde, sobre las cuatro y media aproximadamente. Y Juan es un buen tipo pero horas después, cuando llegó a casa y vio el 1-4 que reflejaba el marcador, se quedó como pensando mientras esperaba que alguien le diera algún bocado para cenar. El bocado llegó pero su cara siguió como ensimismada. De pronto me miró y me dijo con absoluta normalidad: «Papá, ¿si esto sigue así yo me puedo hacer de otro equipo, verdad?». Y me dejó alucinado, sin tener una respuesta adecuada ante tanto disparate. Juan tiene 6 años y nunca ha vivido un Valencia decente en su corta vida. Así las cosas le dije que sí, que podía ser de quién quisiera... y yo me quedé con una cara de pena que no se me olvidará en la vida.

Más artículos de opinión de Vicente Bau, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine