25/01/2017

Zaza tiene que ganarse el puesto, es buena señal

El secreto de Voro es que los jugadores están dispuestos a correr por él. ¿Cómo lo ha logrado?

25.01.2017 | 21:04

Si el pasado sábado en Villarreal el entrenador hubiera sido Prandelli, tengo claro que Zaza habría sido titular. No en vano, el técnico italiano dimitió, entre otras cosas, porque cuando regresó de vacaciones el delantero no estaba ya fichado y en Valencia. Voro en cambio lo dejó en el banquillo y se limitó a darle minutos. Zaza vio desde el palco de Mestalla como Santi Mina se mató a correr y marcó un gol contra el Espanyol, y vio desde el banquillo como Santi Mina se mató a correr y marcó un gol ante el Villarreal. Conclusión, Zaza ya sabe lo que tiene que hacer; matarse a correr por el equipo y marcar goles. ¿Qué logra con esto Voro? Tener enchufado al equipo porque el resto de futbolistas ve que si te matas a correr y haces bien las cosas juegas hasta por delante del nuevo y flamante fichaje. Ese código no escrito los jugadores lo procesan y desde él miden cada decisión del técnico. El secreto de Voro es que lo conoce y respeta y por ello los jugadores están dispuestos a correr por él. Es más, como yo lo veo, creo que el principio de la victoria ante la UD Las Palmas está en la titularidad de Santi Mina, de hecho, cuanto más lo pienso, más convencido estoy de que Voro pondrá al gallego de titular. Junto a Carlos Soler, Santi Mina encarna la esencia del Valencia de Voro; felicidad, hambre de gloria, confianza y sobre todo, aire fresco y sin vicios del pasado. Soler, Mina y Gayà -entre otros- han hecho borrón y cuenta nueva y se nota. Y es desde ese prisma que veo conveniente el fichaje de Maksimovic. Al equipo le vienen bien jugadores con ganas de triunfar en el Valencia y que entiendan que están ante la oportunidad de su vida. Es la mejor manera de empezar a construir la temporada que viene porque esta, termine como termine, es un fracaso. Enzo Pérez lleva dos partidos francamente buenos en el pivote defensivo pero se empeña en echar la vista atrás. Sale en rueda de prensa y muerde. No digo que no tenga motivos o razón, aunque es discutible y lo razonaré, digo que parece enfadado con el mundo. Como Parejo. Voro los quiere y está en su derecho. Es más, el Valencia está en la obligación de atender su petición. Pero una cosa es lo que diga Voro y otra la certeza de que su ciclo en el club ha terminado. Falta saber cuándo. El Valencia gana dos partidos seguidos, está el decimosexto en la tabla, y Enzo, en lugar de taparse reta al mundo como si el equipo estuviera líder. En fin...

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine