PILOTA

"En Alzira hay que madurar el quince"

Dani le gana la batalla al tiempo y disputa la final de Copa tras haber jugado la del año pasado

03.07.2015 | 18:50
"En Alzira hay que madurar el quince"

El mitger más veterano de Val Net, Dani, disputará el próximo domingo a sus 40 años una nueva final. Será la de la Copa Diputació de València, en Alzira, donde estará acompañado por Miguel en el resto y el joven Conillet en la punta. Frente al trío se situarán Puchol II y Nacho, la pareja de Vinalesa, posiblemente el equipo más temido por la presencia del «resto de referencia», como define Dani a Puchol II. El de Benavites advierte también del peso de Nacho.

«El de Alzira es un trinquet en el que hay que madurar el quince, porque tiene palco, pero es pequeño, y no te puedes encarar a él siempre y desde cualquier sitio. Hay que preparar cada punto», analiza el veterano pilotari de Benavites, que a pesar de haber sobrepasado ya los 40 afronta su segunda final en pocos meses.

En marzo perdió la del Circuit Professional. Después lo pasó mal, porque la acumulación de partidas acabó sobrecargando su brazo derecho. Tuvo que infiltrarse y permanecer alejado de los trinquets varias semanas. De hecho, volvió en la primera partida de la Copa, a principios de mayo, «con el brazo prácticamente al 50 por ciento», reconoce. Desde entonces, ha mejorado notablemente.

«Las sensaciones ahora son muy buenas. Entreno mucho, a diario, porque es la única forma de estar bien a mi edad», explica Dani. El miércoles, en la semifinal que su equipo le ganó a León, Javi y Monrabal en Guadassuar, se vio a un Dani poderoso, al que le salía la pelota de las manos con violencia. Si a eso se añade su habitual criterio para colocarse y dirigir la vaqueta, el resultado es siempre positivo para su bando.

También se vio en Guadassuar, y en todo el último tramo de la Copa, el gran nivel que ha alcanzado el trío representativo de Alzira. Es sobradamente conocida la buena relación entre Miguel y Dani, dos veteranos que ya ganaron juntos el Circuit Professional y se entienden a la perfección. Lo que no estaba tan claro era el papel del joven Conillet, de sólo 19 años y debutante en un gran campeonato.

«Ha aportado muchísimo. Tenía un papel difícil, entrar a jugar a este nivel y en la punta, cuando él es mitger. Y lo ha hecho perfecto, ha ido de menos a más y ha ayudado mucho», explica Dani, tal vez, el mejor compañero para estrenarse en el máximo nivel por su buen carácter y su compañerismo.
A Dani sólo le queda una victoria para levantar la Copa, pero el rival es duro. «Para mí, Puchol II está destinado a marcar una época en la pilota valenciana. Lo que ha hecho, y con 23 años, es impresionante. Su nivel de juego hace que no se note la ventaja de ser un trío contra una pareja», señala, y apunta a la búsqueda de la izquierda y mover a los rivales como claves para el triunfo. «Hay otro factor, y es que nunca nos hemos enfrentado en esta Copa; tal vez podamos sorprenderles».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine