Ahora toca el torneo de raspall

La configuración del segundo Trofeu Corts Valencianes está a expensas de varios lesionados

07.12.2015 | 11:30

Los pilotaris de la disciplina de escala i corda han puesto el listón muy alto a sus compañeros del raspall en la disputa del Trofeu Corts Valencianes. La configuración de este segundo torneo podría conocerse en las postrimerías de la semana en curso o a principios de la próxima.

Como la idea es que el Trofeu Corts Valencianes de raspall también reúna a los pilotaris más decisivos, el cartel está a expensas de la evolución de pesos pesados como Waldo, Coeter II y Marrahí, en la actualidad en el dique seco por sendas lesiones.

Marrahí está prácticamente descartado porque el de Villanueva de Castellón ha vuelto a recaer en la luxación de ligamentos del tercer dedo de su mano derecha. Su participación sería una sorpresa mayúscula.

Mayor optimismo hay con el mitger Coeter II, que evoluciona muy favorablemente en su recuperación de la intervención en el menisco a la que fue sometido al concluir su participación en el pasado Individual Bankia.

En cuanto al campeonísimo Waldo, el de Oliva es una incógnita. La cadera le sigue martirizando aunque esta semana o a lo mas tardar la próxima conocerá los resultados de unas pruebas que determinarán si puede ser de la partida. Será entonces cuando el comité organizador configure los equipos.

Lo que sí es seguro es que el torneo comenzará el día 26 en el trinquet de la Llosa de Ranes, escenario de la primera semifinal. La segunda eliminatoria se completará en Oliva el martes 29 mientras que el título se decidirá en el trinquet de Bellreguard el próximo sábado 2 de enero.

Victoria del trío de Soro III
El trinquet Pelayo cerró el sábado la cita en la modalidad de aire con una final sublime en la que Soro III, Salva y Carlos vencieron a Miguel, Javi y Héctor II por 60-55. Además estan las previas, las semifinales, que no llegaron al mismo nivel de excelencia pero casi. Todos los participantes de este torneo han estado soberbios. Pero si se hubiese instaurado un premio al mejor jugador, Miguel hubiese sido seguro el ganador. El escaleter de Petrer se ha quedado con las ganas de conquistar el título pero el público le elevó el sábado hasta los altares en reconocimiento a su labor en la final. Y es que lo hizo todo bien y firmó una actuación perfecta. Muchos decían que la mejor de su carrera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine