TENIS - ROLAND GARROS

Federer, ante la hora de la verdad

06.06.2009 | 18:22

Ahora es el momento de que el suizo Roger Federer deje de flirtear con la derrota y demuestre si de verdad tiene la calidad para aspirar a ser considerado el mejor de la historia.

Federer, a punto de cumplir 28 años en agosto, tiene esa ocasión en sus manos. Las estadísticas dicen que ningún jugador ha perdido cuatro finales de Roland Garros, y ésta es la cuarta para él, y ha ganado a Soderling las nueve veces que se han enfrentado.

No obstante, París ha dado un cambio meteorológico que puede aguar, nunca mejor dicho, su gran día. El tiempo, seco y soleado, de las últimas semanas le ha favorecido hasta hoy. Además, Roger no ha salido de la Philippe Chatrier, pista más rápida que las del resto del Estadio, en la que se ha protegido. Pero hoy llueve sobre París y las previsiones de mañana son también malas.

Federer viene de ganar en Madrid reforzado de moral al ganar a Nadal en la final, comprobando que su servicio, ahora con 64 saques directos en las dos semanas parisinas, hace estragos. Mañana, domingo, si se mantiene el mal tiempo, a Federer le será más difícil hacer "aces", incluso con las nuevas bolas, más ligeras, que éste año ha utilizado Roland Garros.

Esas bolas no fueron elegidas para favorecer explícitamente a Roger, si no a la legión de 19 franceses que comenzaron el cuadro y que no supieron sacar provecho, y de la que solo uno, Gael Monfils, alcanzó los cuartos, para caer precisamente contra el de Basilea.

El público quiere que gane Federer. Lo lleva deseando desde hace cuatro años cuando irrumpió la figura de Nadal, que ya venció al suizo en la edición del 2005 en semifinales, y luego en las tres últimas finales. "Al público francés le va mucho todo lo "anglo" dice Emilio Sánchez Vicario, ex capitán del equipo español de Copa Davis. Federer representa un poco todo el tenis tradicional de las Islas Británicas, con suaves y delicados toques, y potente servicio.

Igualar los 14 títulos del Grand Slam de Pete Sampras, si consigue mañana su primera victoria en París, no le serviría a Federer para usurpar al australiano Rod Laver el honorífico y merecido título de mejor tenista en la historia, por mucho que el público francés anime al suizo y le lleve en volandas.

Y así lo comentaron a EFE varios ex campeones como el español Sergio Bruguera, dos veces ganador en París, el holandés Richard Krajicek, triunfador de Wimbledon, o el propio Emilio Sánchez Vicario.

"Si gana será uno de los mejores, eso seguro", dice Bruguera, campeón en 1993 y 1994 en Roland Garros y finalista en 1997, "porque lo habrá ganado todo, además de haber sido número uno. Pero siempre recordará que fue un número uno que perdía siempre con el número dos (entonces Nadal). Luego, le he visto sufrir en muchos partidos que no debería. Pero si gana los cuatro sería el mejor del mundo ahora, porque tiene todos los golpes, calidad, velocidad. No hay nada en lo que falle. Si gana Roland Garros se podría hablar de él como el mejor de su época".

Krajicek, campeón en Wimbledon en 1996, fue más rotundo en su afirmación. "No, Federer es uno de los grandes, pero tenemos a Laver, a Borg, incluso a Sampras que acabó seis años seguidos como número uno del mundo, y Agassi que ganó los cuatro grandes. No es el más grande, pero sí del grupo de los más grandes de la Historia", argumenta el "Asesino con cara de Niño", como se conocía en sus tiempos al bombardero de Rotterdam.


Emilio Sánchez apunta que Laver es sin duda el mejor de siempre.

"Ganó su primer Grand Slam (los cuatro el mismo año) con 21 años y luego con 27, y estuvo cinco años sin jugar. Del primero podías dudar un poco porque entonces todos eran "amateur", pero la segunda vez jugaban todos. Para mí, en esos cinco años que son los mejores de su carrera, de los 22 a los 26, el hecho de que no jugase le limitó mucho, pero es el mejor de largo", apunta.

"Si Federer gana iguala a Sampras pero tendrá el extra de haber ganado aquí en París, y tres finales más. Está en el camino de ser el mejor, pero todavía le falta el haber ganado el Grand Slam, todos en un año. Igualmente sigue siendo joven, tiene un par de años para lograrlo. Lo que está claro es que si gana aquí dará más longevidad a su nivel", añade Emilio.

"En estos últimos años se ha ido salvando porque tiene un repertorio tan grande, que comparado con el resto de jugadores, aún sin correr les ha ido ganando y ha estado ahí, pero este año ha llegado peor. En otros ha dominado claramente. La victoria en Madrid le dio bastante fuerza, pero antes de eso iba dando tumbos en tierra. Madrid le ayudó y aquí ha llegado, ha sufrido bastante en dos partidos, y luego se ha recuperado, ha ganado, y se ha vuelto más ganador", comenta.

"Para Federer, que no esté Nadal ahora no significa más presión por ganar, pero es una oportunidad. Ha perdido tres finales seguidas contra él y cuando no está Rafa suele ganar en los torneos. Si se lo toma así, él será un rival muy duro a batir. Sería más batacazo perder con Nadal, pero también habría que ver con quien perdiese y como perdiese", expresa Sánchez Vicario.

"En su día hubo jugadores como Stich o Edberg que llegaron a una final aquí también, pero perdían y veías como se les estaba pasando el arroz", dice. "Si no gana, es una oportunidad menos. ¿Cuántas más va a tener?, ¿tendrá luego esa energía?", se pregunta Emilio.

"En este torneo se necesita más energía que en los otros. Y, ¿cuántas veces se va a dar que los otros tres mejores en batalla no estén? Porque no solo falta Nadal, falta Djokovic y Murray también", apunta el campeón español.

"Los cuatro mejores no están al mismo tiempo, y una oportunidad así, en la que se junte todo es difícil que se de otra vez. Yo recuerdo la primera vez que llegué a la final de Roma y gané a Krickstein, que era sexto, a Becker que era tres y a Wilander que era dos, y jugué contra Lendl en la final, que era el uno y perdí.

Otro año gané el torneo, y al mejor que derroté fue a Mancini, que estaba el ocho del mundo. Para Federer, que no estén los tres mejores es una gran oportunidad que no puede desaprovechar, y creo que lo ha visto así, porque le ha cambiado la cara en los últimos días".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine