ATLETISMO

Bolt contra el viento, la lluvia y su pésima salida

El jamaicano quedó a ocho centésimas del récord mundial logrado en Pekín.

18.06.2009 | 15:35

Usain Bolt, el nuevo héroe del atletismo universal, ha emprendido esta temporada, la siguiente al año de gloria, una curiosa lucha contra los elementos, particularmente la lluvia y el viento, que perjudican o incluso anulan sus marcas, pero también ha de vérselas contra su pésima salida en 100 metros.

El campeón olímpico y plusmarquista mundial de 100, 200 y 4x100 metros estuvo este miércoles a punto de batir en Ostrava su récord del hectómetro pero dos circunstancias se interpusieron: un tiempo de reacción impropio de un velocista (206 milésimas) y un viento ilegal de 2,1 metros por segundo.

El anemómetro decretó, por tanto, que la marca de 9.77 acreditada por Bolt en la reunión Golden Spike de Ostrava no se inscribiera en el ránking mundial de 100 metros, que continúa encabezado por el estadounidense Michael Rodgers con un registro de 9.94.

Pero Bolt se dejó al menos seis centésimas en los tacos de salida al reaccionar en 206 milésimas. Fue el más lento de los ocho contendientes, alejado de los tiempos de reacción habituales en un corredor de 100 metros, que rondan las 140 milésimas.

Bolt se forjó como velocista en los 200 metros y todavía hoy ésta continúa siendo su distancia preferida. En el hectómetro, pese a tener el récord mundial en 9.69 (conseguido en la final olímpica de Pekín), necesita trabajar la salida para rebajar su plusmarca.

"Ésta ha sido probablemente mi segunda peor salida de la historia", reconoció Bolt en Ostrava.

La campaña 2009 no está siendo un camino de rosas para Usain Bolt. Lo peor fue el accidente de tráfico que el 29 de abril, en St.

Catherine (Jamaica), le causó algunos rasguños y heridas superficiales en la planta de los pies, pero la pista tampoco le ha deparado carreras fáciles.

El accidente le obligó a cancelar su participación el 2 de mayo en la reunión de Kingston. Antes sólo había corrido un 100, el mes de marzo en Spanish Town (Jamaica), donde logró una marca de 9.93 pero con viento ilegal de +2,3.

El 17 de mayo Bolt hizo una primera incursión en Europa y dejó constancia tanto de su buena forma física como de su capacidad para ofrecer espectáculo, al ganar una carrera de 150 metros en el centro de Manchester con la mejor marca de todos los tiempos (14.35). En este caso el molesto invitado no fue el viento, sino la lluvia.

El 12 de junio Bolt se decidió a correr en Toronto su segundo 100 del año, un día después de recibir el premio Laureus al mejor deportista mundial del 2008.

En el estadio Varsity, la lluvia tampoco quiso perderse la actuación de Bolt, que ganó los 100 metros en 10.00 segundos bajo el aguacero y con viento contrario de -0,9. Esa marca, irrelevante para él, continúa siendo la mejor que ha conseguido este año en condiciones "legales".

El rey de la velocidad mundial ocupa, sorprendentemente, sólo el cuarto puesto -y compartido con otros tres- en el ránking mundial del año, por detrás de Rodgers (9.94), el antillano Churandy Martina (9.97) y el estadounidense Daniel Bailey (9.99).

Su próxima cita serán los "trials" (pruebas de selección) jamaicanos, del 26 al 28 de junio. En el estadio Nacional de Kingston Bolt ofrecerá la verdadera medida de sus posibilidades en los Mundiales de Berlín, quince días después.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine