PILOTA

La Copa Diputació se decide en un desempate

León, Sarasol II y Santi se enfrentan esta noche en Genovés a Soro III, Félix y Héctor II en la última partida de la serie final

26.06.2009 | 02:34

Imposible averiguar qué puede suceder esta noche. Ni para aquellos que creyeran saberlo todo sobre los finalistas de la Copa Diputació, sus preferencias, sus intimidades, sus filias y sus fobias, es fácil hacer un pronóstico fiable. Cuando se anunció que la sede de las tres finales sería el trinquet ´blau´ muchos ya señalaron como favorito al equipo de León. Ahora, cuando el trío local ya ha sido vapuleado en casa, cuando Soro III, Félix y Héctor II han demostrado que pueden ganar a quien sea y donde sea, la final está más abierta que nunca. Y más bonita. Hay algo seguro, la partida será intensa desde el primer quince.

Porque lo bueno del sistema del mejor de tres partidas, adoptado hace tres temporadas en las grandes competiciones por equipos, es que puede dar como resultado que todo se decida en una. Y si, como es el caso de esta segunda edición de la Copa, los precedentes son los que son, todavía más.

En la primera partida de la final, León hizo buenos los pronósticos y ganó 60-40. La verdadera machada llegó el viernes pasado, cuando Soro III, Félix y Héctor II levantaron un 30-15 en contra, empezaron a jugar lo suyo y desarmaron a los de casa, que tuvieron el título a sólo seis juegos y acabaron perdiendo, con una semana más de tensión por delante y, aunque lo nieguen, con la duda de saber si hoy tocarán la gloria o bajarán a los infiernos.

Jugar en casa y tener el público en el bolsillo de antemano era una bendición para ellos. Ahora puede ser un factor de presión. El papel de favoritos, que ellos no negaron, ahora también les añade un punto más de obligación. Lo normal es que hubieran liquidado la final por la vía rápida, en dos partidas. Pero la pilota es un deporte de sorpresas y gestas.
Y a eso tienen que apelar los de Massamagrell. Soro III está ante su segunda oportunidad de dar la campanada en la que se puede considerar ya la temporada más importante de su carrera. Hasta ahora. Porque Quico, todo preparación y responsabilidad, está llamado a hacer grandes cosas. De momento, los aficionados ya le consideran como el tercero por detrás de Álvaro y Genovés II. Perdió el Circuit Bancaixa y está ante la oportunidad de poner la guinda a una temporada de ensueño.

Labor de equipo
Una apuesta segura a la hora de ganar la final es trabajar en equipo. Así ganó Genovés en la primera partida, con los tres rayando a gran nivel, especialmente Sarasol II. Así remontó Massamagrell un mal inicio en la segunda, con el joven Héctor II animando a los suyos a base de rematar quinces cerca de la cuerda. Todos coinciden en que, en Genovés, hay que pasar la pelota siempre, como sea, y dejarle la responsabilidad al rival. En un recinto tan corto y estrecho hay que estar bien compenetrado. La colocación de los tres jugadores es esencial. Y la paciencia, la que hace que el contrario se quede sin ideas, se desespere empiece a fallar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine