NATACIÓN - ROMA '09

España logra en Roma el mejor Mundial de su historia

La de casa han sumado un total de una medalla de oro, ocho de plata y tres de bronce

02.08.2009 | 22:23
 España logra en Roma el mejor Mundial de su historia
España logra en Roma el mejor Mundial de su historia

El equipo español cerró hoy en Roma el mejor Mundial de natación de su historia con una medalla de oro, ocho de plata y tres de bronce, en su mayoría logradas por el conjunto de natación sincronizada.

La natación pura había sumado dos Mundiales, Montreal 2005 y Melbourne 2007, sin lograr una sola medalla en la piscina olímpica y sólo la sincronizada, las aguas abiertas y el waterpolo habían paliado el magro resultado del equipo nacional en Canadá y Australia.

En cualquier caso, tanto en 2005 como en 2007, el equipo volvió a España sin un solo oro, que en Roma lo ha logrado el conjunto de sincronizada en la especialidad de combo.

Desde 1994, precisamente en Roma cuando lo hiciera Martín López-Zubero, un nadador español no subía al podio en una final masculina.

Esta tarde, en el Foro Itálico dos españoles pusieron fin a la competición: Aschwin Wildeboer, cuarto en los 50 espalda, y Marco Rivera, séptimo en los 1.500 metros libre. Dos de los nadadores que han dado un salto de calidad importante en los últimos doce meses.

Wildeboer, único finalista en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, donde fue séptimo en los 100 espalda, ganó la medalla de bronce en esa distancia en Roma y ha sido de los pocos nadadores que disputado las tres finales de su estilo. Fue cuarto en los 50 y quinto en los 200.

Rafa Muñoz ha sido el español que más medallas ha ganado en la Piscina Olímpica de la capital italiana con dos bronces en los 50 y 100 mariposa y su nombre quedará para siempre en la historia como el tercer nadador que subió al podio de la carrera más rápida de la historia de este estilo tras el estadounidense Michael Phelps y el serbio Milorad Cavic.

Tanto el americano como el balcánico bajaron de 50.00, un dato que significa que avanzan dos metros cada segundo. Muñoz, que estuvo a punto de hacerlo, calificó este hecho como "un pecado".

La foto de Rafa, de 21 años, entre las dos estrellas debería simbolizar la nueva etapa de la natación española.

Rivera también entró en la historia de este deporte, pero en el ámbito nacional al ser el primer español que hace 1.500 por debajo de los 15 minutos, algo que llevaba toda su carrera deportiva persiguiendo, pero que no pudo repetir en la final. El nadador de Palma de Mallorca también compitió en la final de los 800 metros.

Erika Villaecija volvió a ser la mejor española y dobló final en el 800 y 1.500, pero no pudo luchar por las medallas.

La mayor decepción llegó con Mireia Belmonte, quien ya antes de viajar a Roma se había quejado de que la Federación Española no había traído a su entrenador, Carles Subirana, a Roma.

Belmonte, de 19 años y campeona de Europa en el 200 estilos en Eindhoven en marzo de 2008, quedó eliminada en las series de los 200 mariposa, los 200 y los 400 estilos. En esta prueba fue descalificada por realizar un giro antirreglamentario entre la espalda y la braza.

Juan Miguel Rando destacó entre los debutantes al clasificarse para las semifinales de los 50 y 100 espalda; Melquíides Álvarez no tuvo suerte en las pruebas de braza, antes de una rompió su bañador de nueva generación y en el 100 fue descalificado; y Marina García, doble subcampeona continental júnior en braza en 100 y 200, se quedó en las series, pero compitió a sus 15 años por primer vez en un Mundial y demostró su carácter.

En total, los españoles han batido ocho marcas nacionales a lo largo de ocho días de competición.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte