ATLETISMO - DOPAJE

Cinco atletas brasileños dan positivo por EPO

La Confederación Brasileña de Atletismo investiga si el dopaje de sus atletas fue coincidencia o parte de una red.

05.08.2009 | 17:44

La Confederación Brasileña de Atletismo (CBAt) abrió una investigación para establecer si los casos de cinco atletas que dieron positivo para la sustancia prohibida EPO recombinante fueron una coincidencia o parte de una posible red de dopaje, informaron hoy fuentes federativas.

La sospecha obedece a que los cinco atletas, que regresaron hoy a Brasil procedentes de Alemania, pertenecen al mismo club (Rede Atletismo) y entrenaban bajo las órdenes del mismo técnico (Jaime Netto Júnior).

Los velocistas Bruno Lins Tenorio, Jorge Celio Sena, Josiane Tito y Luciana Franca, y la heptatleta Lucimara Silvestre, que se preparaban en Alemania para la próxima cita mundialista de Berlín, se abstuvieron de dar declaraciones a su llegada hoy a Sao Paulo, adonde regresaron una vez que se confirmó el positivo en los controles de dopaje a los que fueron sometidos el 15 de junio pasado.

"Con seguridad se trata del caso más grave que hemos tenido en el atletismo brasileño debido a que es el que puede generar mayores desdoblamientos", afirmó el abogado Thomas Mattos de Paiva, presidente de la Agencia Nacional Antidopaje de la CBAt y quien preside la comisión creada para investigar los casos.

"Vamos a investigar toda y cualquier situación. Primero caso por caso y después de forma general, para saber si se trata de casos aislados o de algo que venía ocurriendo con mayor frecuencia", agregó Mattos de Paiva, que tendrá un plazo de 30 días para presentar sus primeras conclusiones.

El EPO recombinante es una hormona producida en situaciones normales por el organismo pero que es usada de forma inyectable para aumentar la oxigenación de la sangre.

Tras su llegada al aeropuerto internacional de Sao Paulo, los cinco atletas, que ya solicitaron un contraanálisis de sus muestras y están preventivamente inhabilitados para competir, se dirigieron a Bragança Paulista, municipio vecino de Sao Paulo y en donde está la sede de la Rede Atletismo.

Los velocistas pretendían conversar con los dirigentes y los abogados del club antes de conceder cualquier declaración.

Tres de los cinco atletas disputaron los Juegos Olímpicos de Pekín el año pasado y todos integraban la selección brasileña que disputará a partir del 15 de agosto el Mundial de Berlín.

El caso de dopaje obligará a Brasil a modificar el equipo con el que pretendía disputar el relevo de 4x100 metros debido a que Lins Tenorio sería uno de los competidores.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte