PIRAGÜISMO - MUNDIALES

España amplía su medallero

Los campeones olímpicos de K-2 500 metros Saúl Craviotto y Carlos Pérez Rial se han proclamado subcampeones del mundo de K-2 200

16.08.2009 | 19:59

Los campeones olímpicos de K-2 500 metros Saúl Craviotto y Carlos Pérez Rial se han proclamado hoy subcampeones del mundo de K-2 200, la que será nueva distancia olímpica en Londres, y han ampliado a tres las medallas conseguidas por el equipo nacional en los Mundiales de Piragüismo, a falta de la disputa de los relevos.

Craviotto y Pérez Rial han conseguido la única medalla española de las doce embarcaciones finalistas en la jornada de clausura de los Campeonatos del Mundo de pista, que finalizarán con los relevos esta tarde en el lago Banook de la ciudad canadiense de Dartmouth.

La medalla de plata de Craviotto y Pérez Rial, el primer podio alcanzado por España en esta prueba, ha sido la actuación más destacada de la amplia representación de barcos finalistas, entre ellos el de los propios campeones olímpicos en la distancia de 500, donde han sido cuartos.

El K-2 español, con un tiempo de 32 segundos y 231 milésimas, se ha quedado a dos milésimas del título mundial, que fue para el equipo de Bielorrusia.

Las cuatro embarcaciones restantes en la distancia del medio kilómetro se han clasificado en quinto lugar, en el caso del K-2 de Beatriz Manchón y Jana Smidakova, y en el noveno (Fran Llera y Teresa Portela, en K-1, y David Cal, en C-1).

Craviotto y Pérez Rial quedaron excluidos de un podio en el que una llegada muy igualada les hizo aparecer como medalla de bronce durante algunos instantes. Una magnífica salida y el liderazgo con una ventaja de casi un barco sobre sus rivales pronosticaba una clara victoria de los españoles, que se habían mostrado intratables en eliminatorias y semifinales, pero no han podido aguantar el ritmo en los últimos 100 metros.

El K-2 bielorruso ha sido el vencedor por delante de los potentes barcos de Hungría y Alemania, que han completado los puestos de medalla en un final en el que España se ha mantenido con opciones de podio hasta cruzar la misma línea de llegada.

El K-2 de la sevillana Beatriz Manchón y la asturiana Jana Smidakova ha acreditado un quinto lugar, el mismo en el que han paleado durante la mayor parte de la carrera, con una esperanzadora remontada a falta de 200 metros que, sin embargo, no han podido consolidar con húngaras y alemanas reeditando su enésimo duelo particular por la corona mundial, con triunfo húngaro.

Llera, Cal y Portela, las tres primeras embarcaciones españolas participantes en las once finales de la jornada con presencia del equipo nacional, han repetido un noveno puesto que ha dejado a los españoles sumidos en el desencanto de una posición a la que los tres han quedado condenados en la última parte de sus respectivas regatas.

El asturiano Fran Llera en K-1 ha sido el más competitivo de todos ellos con una buena salida y tras aguantar emparejado junto al campeón alemán Ronald Rauhe en los doscientos metros iniciales, se ha quedado ligeramente descolgado de los puestos de podio, sin que pudiera dar continuidad a una tímida reacción que fue incapaz de aguantar hasta un final en el que no dejó de ser competitivo en un reñido duelo con el danés Poulsen, que le superó en los instantes finales.

El doble subcampeón olímpico de C-1 sobre 500 y 1.000 metros en Pekín, el gallego David Cal, ha repetido hoy un inicio de regata pugnando desde posiciones muy retrasadas. El canoísta de Ría de Aldán, en un estado de forma alejado de los momentos en los que ha sellado sus grandes gestas, no ha podido hoy protagonizar una de sus míticas remontadas y ha cerrado la clasificación de una final en la que él ya ha celebrado competir tras retrasar el inicio de preparación en el año post-olímpico.

La pontevedresa Teresa Portela ha realizado una buena salida en K-1, si bien ha tenido que encajar la supremacía del trío favorito y acaparador de las medallas de las damas de esta prueba, la húngara Katalin Kovacs, la italiana Josefa Idem y la alemana Katrin Wagner-Augustin.

En 200 metros, donde Craviotto y Pérez Rial se proclamaron subcampeones del mundo en K-2, el resto de las posiciones de los españoles han oscilado entre el cuarto puesto del K-4 de Joan Ardit, Pablo Andrés, Borja Prieto y Alvaro Bravo y el séptimo de Ekaitz Saies y del C-4 de Antonio Campos, Yeray Picallo, André Oliveira y José Manuel Sánchez.

En medio, el K-1 de Teresa Portela y el K-2 de Beatriz Manchón y Jana Smidakova han sido quintos y el C-2 de David Maquieira y David Fernández, sexto.

La medalla de plata de Craviotto y Pérez Rial incrementa los puestos de podio de la selección española en los Mundiales de Canadá, en los que ayer alcanzó una de oro en K-2 1.000 metros, con Emilio Merchán y Diego Cosgaya, y en K-4 500, donde Beatriz Manchón, Jana Smidakova, Sonia Molanes y Teresa Portela obtuvieron bronce.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte