ATLETISMO - BERLÍN'09

Usain Bolt bate el récord del mundo de 200 con 19.19

La anterior plusmarca la tenía el propio Bolt desde los Juegos de Pekín con 19.30.

21.08.2009 | 20:35
Usain Bolt bate el récord del mundo de 200 con 19.19
Usain Bolt bate el récord del mundo de 200 con 19.19

Usain Bolt, sobre las huellas que dejó el año pasado en los Juegos Olímpicos de Pekín, conquistó en los campeonatos del mundo, exactamente un año después, como en los 100, su segunda medalla de oro, la de 200, con su segundo récord mundial (19.19) y rebajando su anterior plusmarca por el mismo margen de 11 centésimas que el hectómetro.

Cuatro días después de batir el récord de 100 con un tiempo de 9.58, Bolt se sacudió la fatiga acumulada en siete carreras precedentes para pulverizar también el de 200, que tenía en 19.30 desde la final olímpica de Pekín, hoy hace un año.

El panameño Alonso Edward tuvo el honor de secundar a Bolt en la meta, batiendo con un tiempo de 19,81 el récord centroamericano, y Estados Unidos, la gran potencia de la velocidad mundial hasta el año pasado, hubo de conformarse con el bronce de Wallace Spearmon (19.85).

Era la octava carrera en seis días para Usain Bolt en el Olympiastadion, y aún le queda la final del relevo 4x100, el sábado.

Hoy regresó el Bolt gesticulante, enamorado de las cámaras de televisión.

El francés David Alerte elevó la tensión con una salida falsa que obligaba a todos a redoblar sus precauciones para no ser descalificados. A la segunda Bolt ejecutó la mejor salida de su vida: 133 milésimas, claramente el mejor de todos.

La ausencia, por lesión, del campeón mundial, Tyson Gay, el hombre que el domingo le propulsó hacia el récord mundial en la final de 100 metros, convirtió la carrera de 200 en un simple duelo de Bolt contra el cronómetro.

El clamor de los aficionados, que por primera vez en seis jornadas llenaban el estadio, le devolvió la energía perdida y volvió a poner en entredicho los límites de la velocidad humana.

Cuando, el domingo pasado, Bolt firmó un registro de 9.58 en el hectómetro, se hicieron conjeturas sobre la marca que podría hacer hoy en 200, teniendo en cuenta que hace un año, en los Juegos de Pekín, había corrido en 19.30 después de haber acreditado 9.69 en 100.

Transcurridos dos años desde que Bolt fue segundo, todavía con 20 años, en la final de 200 de los Mundiales de Osaka (le venció Gay en 19.76), el jamaicano ha reforzado a base de títulos y récords mundiales el estatus de astro rey del atletismo, sin parangón con ningún otro atleta de cualquier especialidad.

El Olympiastadion se llenó por primera vez en seis jornadas de competición, y no precisamente para ver a Bolt (en la final de 100 hubo muchos asientos vacíos), sino por la presencia en la final de altura de la alemana Ariane Friedrich.

La medalla de oro, sin embargo, fue para la croata Blanka Vlasic, la única que se elevó sobre el listón en 2,04. Friedrich tuvo que dejar su último intento para los 2,06 y la barra dudó unos instantes antes de caer. La alemana se colgó la medalla de bronce con la misma marca de 2,02 que la rusa Anna Chicherova.

En 400 metros vallas, la jamaicana Melaine Walker, campeona olímpica en Pekín, consiguió un año después el título mundial batiendo con la mejor marca de los campeonatos (52.42) a la estadounidense Lashinda Demus, que llegaba como líder del ránking mundial.

Ninguna de las dos favoritas estuvo en la final mundialista de Osaka 2007. Walker se enfrentaba a Demus, subcampeona mundial hace cuatro años, que encabeza la lista del año con el cuarto mejor registro de la historia (52.63), pero la jamaicana supo ajustar su puesta a punto para alcanzar su pico de forma en los Mundiales.

Mediada la prueba, Walker ya estaba por delante y a la recta de meta llegó con una ligera ventaja. No pasó agobios al final. Demus fue segunda con 52.96 y el podio se completó con la trinitense Josanne Lucas, que batió el récord nacional con 53.20.

La última final del día en la pista, la de 110 metros vallas, se disputó sin el gran favorito, el cubano Dayron Robles, que terminó de agudizar su lesión en las semifinales. Los jueces de llegada hubieron de hilar muy fino porque las medallas se repartieron en una sola centésima. El barbadiano Ryan Brathwaite ganó la de oro con 13.14, por delante del dúo estadounidense formado por Terrence Trammell y David Payne, ambos con 13.15.

noticias de SuperdeporteMapa web
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte