OLIMPISMO

Madrid 2016 desborda confianza y no teme a Obama

Más de 400 personas entre deportistas, políticos y deportistas han viajado a Copenhague.

01.10.2009 | 16:30

Una expedición formada por deportistas, políticos y periodistas partió este miércoles de la T4 del madrileño aeropuerto de Barajas para defender la candidatura olímpica de Madrid en Copenhague, donde el COI decidirá el próximo viernes cuál será la sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

La delegación viaja con el recuerdo del apoyo masivo que Madrid 2016 recibió el pasado domingo en Cibeles aún en la retina, unas imágenes con las que, según David Lucas, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, "no cuentan" ni Chicago ni Tokio ni Río de Janeiro, el resto de candidatas.

Según Amaya Valdemoro, jugadora de la selección española de baloncesto, dicho apoyo popular vale más que la visita de Barack Obama a Copenhague, que no intranquiliza a los miembros de la delegación española, puesto que, como recordó la baloncestista, "uno solo no puede con todo el calor popular con el que cuenta Madrid 2016".

La atleta Marta Domínguez, que se alzó con el oro en 3.000 obstáculos en los Mundiales de Berlín, señaló además que la presencia del rey Don Juan Carlos y del presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, que también llegarán hoy a Copenhague, "tiene más peso que la de Obama".

Además, a juicio de Juan de Dios Román, presidente de la Federación Española de Balonmano, "ponerse en una situación de pesimismo por la presencia de Obama sería muy pobre",

Una idea con la que Amaya Valdemoro está de acuerdo: "Obama no debe asustarnos, porque los súper héroes sólo están en los cómics".

La sensación que reina entre los miembros de la delegación, que despegó de un Barajas algo nublado por la ligera lluvia y por una huelga de taxistas, es la de que esta candidatura ha mejorado respecto a la que Madrid presentó para los Juegos de 2012.

David Lucas aseguró que Madrid 2016 cuenta con "mejores infraestructuras, plazas hoteleras y seguridad", opinión que comparten la vicepresidenta del COE, Theresa Zabell, y la nadadora Gemma Mengual.

"Si los miembros del COI son justos, Madrid albergará los mejores Juegos Olímpicos de la historia, los de 2016", sentenció Lucas, que destacó "el buen trabajo que se ha hecho".

Los nervios también estaban presentes esta mañana en la T4, como reconoció la ex regatista Zabell, que comentó que este viaje le recordaba "a la salida de unos Juegos Olímpicos". "Tenemos el mismo gusanillo de no saber si va a salir bien o mal", confesó.

Este reto "es más difícil que una carrera de 3.000 obstáculos", según Marta Domínguez, que recalcó que "aquí no se depende de uno mismo, sino de los jueces".

Todos piensan, eso sí, que, para el deporte español, Madrid 2016 supondría una segunda transición similar a la que ya tuvo lugar tras los Juegos de Barcelona'92.

Juan de Dios Román pronosticó incluso que la elección de Madrid como sede de los Juegos Olímpicos de 2016 contribuiría a detener los efectos que "la complicada coyuntura económica actual pueda ejercer en el mundo del deporte".

Valdemoro recordó el "increíble momento" que atraviesa el deporte nacional, que "cuenta con números uno en casi todas las disciplinas", y aseguró que ése es un aspecto que los miembros del COI "deberían tener en cuenta".

Además de ilusión, esta expedición viaja cargada de espíritu olímpico, como el que Mengual demostró al anunciar que, si Madrid no se lleva los Juegos esta vez, "se intentará a la próxima".

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte