MOTOCICLISMO

Freestyle en el Ágora

La Copa de España Burn de freestyle será el 13 de noviembre. Aprovechará las gradas del Valencia Open 500.

30.09.2010 | 12:49
Freestyle en el Ágora
Freestyle en el Ágora

La Copa de España Burn de Freestyle será el segundo evento deportivo que se celebre en el Ágora, el edificio todavía inacabado de la Ciudad de las Ciencias y de las Artes que se estrenó el pasado mes de noviembre con motivo de la primera edición del Valencia Open 500 de tenis.
La misma empresa organizadora del torneo de tenis celebrará el 13 de noviembre la Copa de España de Freestyle. Debido a este motivo no se retirarán las gradas de la segunda edición del Valencia Open 500, que tendrá lugar del 30 de octubre al 7 de noviembre, a excepción de la de uno de los fondos, que se quitará por motivos de seguridad y para facilitar las maniobras de estos arriesgados pilotos.
Uno de ellos será el triple campeón de España de la modalidad, el catalán José Miralles, que estará hoy en la presentación del evento en el Museo Príncipe Felipe junto a Pedro García, director de CACSA y Joan Fontseré, representante de Octagon Esedos, organizadora de este nuevo evento.

El Freestyle es una modalidad del motocross en la que los pilotos realizan saltos y acrobacias en el aire, con motos en su mayoría de 250cc y motores de 2 tiempos. Las puntuaciones valoran la espectacularidad, en especial si las acrobacias se hacen soltando el manillar de unas motos que llegan a pesar 100 kilos. Los vuelos, con la ayuda de unas rampas para tomar impulso, alcanzan hasta 12 metros de altura y 25 de distancia, por lo que esta modalidad se adapta a las dimensiones del Ágora, que tiene una planta de 100 metros de largo y una altura de 65 metros hasta la cubierta. Aunque los 70 metros entre los dos fondos de la pista de tenis eran más que suficientes, para aumentar la seguridad se retirará una grada, lo que permitirá que las motos cuenten con 90 metros libres de recorrido.

El emblemático edificio tiene pendiente aún la instalación de las lamas móviles que regulen la entrada de luz solar, pero ello no impedirá que en un mes vuelva a reunir a varios de los mejores tenistas del mundo —entre ellos cinco ´Top-Ten´— y días más tarde las espectaculares acrobacias del Freestyle. El aforo para el tenis ronda este año las 6.000 localidades, cifra que se reducirá para el espectáculo motociclista tras la supresión de la grada de uno de los fondos.

El Ágora cierra arquitectónicamente el conjunto de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias, un entorno que ha acogido otros eventos deportivos en los últimos años, como dos ediciones de la Global Champions Tour de hípica, una competición de balonmano playa, y el reencuentro de los dos maestros del ajedrez, Karpov y Kasparov. Además, en noviembre de 2011, acogerá también la salida y llegada del 31º Maratón de Valencia, precisamente el año en el que la ciudad ostenta la capitalidad europea del deporte.

La Plaza de Toros de Valencia, actualmente en obras de remodelación para instalarle una cubierta, fue la precursora de este tipo de exhibiciones de Freestyle, como la celebrada el 4 de julio de 2008. El 13 de noviembre el Ágora tomará el relevo, por lo que las motos serán, tras el tenis, la segunda utilidad de un edificio que optó también a la pasada Campus Party.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte