AUTOBIOGRAFÍA USAIN BOLT

Bolt: Sexo, drogas y mujeres

El jamaicano hace sorprendentes declaraciones en su autobiografía "Como el rayo"

03.11.2013 | 20:34
Bolt disfrutando con una chica durante una fiesta
Bolt disfrutando con una chica durante una fiesta

El multicampeón olímpico y del mundo Usain Bolt acaba de publicar su nueva autobiografía titulada "Como el rayo", donde habla sin estupor de sus experiencias con las mujeres, el sexo y las drogas, así como de su sueño idílico de ser futbolista profesional.

El velocista comenta sobre su vida amorosa que "siempre había tenido éxito con las mujeres, pero después de mi éxito en los Juegos Olímpicos de Pekín se me tiraban a los pies. Podía elegir a las que quisiera. Me ponía en plan 'bueno, a ver... ¿Esta? ¿O quizá ésta? No, tú, tú vente conmigo'. Fue un sueño hecho realidad. Yo tenía 22 años y me daba la impresión de estar en una tienda de chuches".

Bolt también explica la "noche loca" que mantuvo con la modelo Heidi Klum y la actriz Sandra Bullock. "Yo estaba de gira promocional en Hollywood y me preguntaron si podían venirse con nosotros de fiesta. Se habían arreglado, estaban guapas. Nos lo pasamos genial, bailamos y bebimos champán. Pero pese a lo que se ha dicho, no pasó nada más... aunque sinceramente habría estado genial. Porque, ¿quién da calabazas a Heidi y Sandra?".

Una vida sexual que no tiene reparos de ir contando, especialmente si se trata de sus padres. "Tengo una relación muy estrecha con mis padres, puedo hablar de todo con ellos. Y sé que cada vez que les llamo por teléfono tarde o temprano saldrá el tema de su vida sexual, sobre todo si es papá con quien hablo", prosigue. "Da igual igual de lo que charlemos, de coches o del tiempo, siempre me sale con lo mismo. 'Hola, hijo. Todo va bien. Yo estoy bien, tu madre está bien y de momento sólo hacemos que darle caña al asunto', suele ser el tema de conversación", agrega Bolt.

Glenn Mills, entrenador de Bolt, mostró su preocupación sobre los efectos que las "andanzas" del atleta podrían llegar a tener sobre su rendimiento en la pista. Bolt hace mención de la prohibición que le impuso su entrenador sobre el sexo en el libro: "me quiso prohibir tener sexo. Pero si le hubiera hecho caso, me habría vuelto loco. Yo lo tenía claro: para ser rápido y ganar a lo grande, a veces hay que darle caña".

En "Como el rayo", Bolt subraya su deseo de dedicarse algún día al fútbol profesionalmente. "Lo sé, suena una locura, pero yo veo la cosa así: un entrenador debería dar oportunidad a un jugador. Yo pienso que podría enriquecer a un equipo inglés", escribió.

Asimismo también hace una breve mención sobre las drogas."Cuando jugaba al fútbol con amigos en el parque siempre había un grupo de chicos que fumaba marihuana y un día caí en la tentación", cuenta el jamaicano de 27 años. "Pero apenas lo probé me pareció asqueroso y después de la primera calada me sentí cansado. El efecto fue violento y sufrí mareos".

En cuanto a los porros, explica que "sólo probé uno y me pareció asqueroso. Cuando jugábamos a fútbol de críos en el parque, había chicos que los pasaban y un día me lancé, pero me arrepentí de inmediato. Ya sé que esto suena ahora bastante improcedente de un campeón olímpico pero lo hice de verdad sólo una vez y me arrepentí enseguida", escribe el jamaicano.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte