NATACIÓN Vicenta Belenguer

´Estaba muy mal visto que las mujeres nadásemos´

Vicenta Belenguer tiene 75 años y desde la década de los 50 participa cada año en la Travesía al Puerto de Valencia

29.08.2014 | 10:47
Vicenta Belenguer, en su cita anual con la Travesía al Puerto de Valencia
Vicenta Belenguer, en su cita anual con la Travesía al Puerto de Valencia

En una época en la que practicar deporte en España para una mujer era algo todavía mal visto, casi una excentricidad, Vicenta Belenguer ya acumulaba trofeos de natación a nivel regional y nacional. Desde los inicios de los años 50 es una fija en la Travesía a Nado al Puerto de Valencia. A sus 75 años Vicenta no falla ni un año a la clásica prueba. Junto a su hermana Dolores (66 años) ya se les conoce como ´Las Chicas de Oro´ de la natación valenciana.

Una pionera
Vicenta Belenguer lleva toda la vida en el agua. Desde muy joven comenzó a nadar y a competir representando a Valencia en competiciones nacionales: "fui campeona regional durante 10 años, tengo muchos trofeos a nivel regional y nacional", destaca Vicenta que tuvo que enfrentarse a muchos prejuicios para practicar deporte: "en esa época la gente nos insultaba, teníamos que nadar con unos bañadores horrorosos totalmente tapadas porque no se consideraba decente que enseñásemos las piernas, era criticada por el vecindario".

De la piscina, a las travesías
Después de varios años compitiendo en piscina y después de muchos trofeos acumulados, el matrimonio y más tarde la maternidad de sus 2 hijos Emilio (que en la actualidad tiene 51 años) y Vicente (46), la apartaron de la competición en piscina aunque siguió haciendo travesías: «me apuntaba a todas las travesías que había: Valencia, Cullera, Castellón, Vinaròs, Gandia, el río Segura, el Júcar... tengo una vitrina en casa con alrededor de 70 copas, casi siempre me llevaba algún trofeo», destaca la veterana nadadora que en su álbum de fotos guarda imágenes recogiendo trofeos de manos de Franco: "jajaja, para que veas los años que llevo compitiendo", destaca esta luchadora que ha visto cambiar el mundo y el deporte femenino. "Ahora todo es distinto para las mujeres deportistas, a veces me gustaría haber nacido en esta época y haber tenido más oportunidades", explica la nadadora valenciana.

Asidua al Puerto de Valencia
Desde los años 50, Vicenta no ha fallado ningún año a su cita con la Travesía al Puerto de Valencia "excepto unos años que no se disputó»" El pasado mes de julio tampoco quiso perdérsela desoyendo los consejos de sus médicos, como así explica en Superdeporte: "En invierno me caí y me rompí dos costillas por lo que este año apenas he podido entrenar. El traumatólogo me lo prohibió. Pese a ello, yo tenía claro que iba a hacer la travesía, aunque fuese sin entrenar, reservé todas mis fuerzas para ese día", comenta Vicenta.

En familia
Vicenta nadó la travesía junto a su hermana Dolores, 9 años menor, quien a su vez participó con su hija Julia y su nieto Iván: "uno de mis sueños sería competir algún día junto a uno de mis hijos y uno de mis cuatro nietos. A ver si lo consigo. Mi hermana lo ha logrado este año". Pese a las molestias Vicenta lograba llegar a tierra con éxito: "acabamos siempre las últimas porque vamos lentas pero lo importante es llegar. El speaker de la prueba y toda la gente nos recibe mejor que al campeón, es muy bonito", destaca Vicenta que completó los 2.000 metros en un más que meritorio tiempo de 1 hora y 15 minutos: "hay una modalidad de 700 metros pero mientras pueda, haré la larga, de 2.000. Siempre he sido mejor fondista que velocista".

Sin trampas
Para Vicenta cada travesía al Puerto de Valencia es un reto personal: "el año pasado se me acercó una de las barcas de la organización y me propusieron subir a bordo y cuando estuviese a poca distancia de la meta volver a bajar de la barca y acabar la prueba nadando. Fue algo que me indignó mucho. Nunca haría trampas. Mientras pueda, haré la travesía y si algún día no puedo, me subiré a la barca y ya está, pero sin trampas", afirma Vicenta que nunca ha tenido que retirarse de ninguna travesía. "Desde hace años me llevo el trofeo a la nadadora más veterana", afirma la valenciana que nada sin gafas de protección"con ellas me mareo, estoy acostumbrada a nadar sin ellas".

Profesora de natación
La pasión de Vicenta por la natación le llevó a ejercer durante muchos años como profesora de natación en la piscina de Valencia hasta hace 3 años cuando se retiró: "en los años 70 me saqué el título de monitora y luego de auxiliar de entrenador, he trabajado en Forma Esport, en la Pobla de Farnals, en la Piscina de Valencia...". A nivel personal ha enseñado también a nadar a sus 4 nietos y también transmitió su pasión por la natación a sus 2 hijos: "aunque luego por estudios y trabajo, lo dejaron".

Veterana del CN Delfín
Vicenta Belenguer pertenece desde hace décadas al Club Natación Delfín de Valencia, donde es toda una institución: "soy la más veterana, voy a nadar muchas veces a la piscina Trafalgar que gestiona el club. Ahora todo ha cambiado mucho, los métodos de entrenamiento, los medios...".

Antes no había ni piscinas
Cuando Vicenta competía en Autonómicos y Campeonatos de España, la temporada de natación se limitaba a la época estival: "sólo podíamos nadar los meses de junio a agosto, porque en Valencia no había piscina cubierta por entonces. Eso nos hacía competir en desventaja con otras regiones. Ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla... sí tenían piscinas cubiertas. Aún así, llegamos a quedar cuartas de España por detrás de Canarias, Madrid y Cataluña".

Enlaces recomendados: Premios Cine