Europeo femenino

Las ´guerreras´ caen ante Noruega, pero dependen de sí mismas

La selección de balonmano perdió por 26-29 y deberá ganar ahora a Rumanía y Dinamarca para ir a semifinales

13.12.2014 | 21:14
Marta Mangue, en un momento del partido.
Marta Mangue, en un momento del partido.

La selección española femenina de balonmano dio un paso atrás en sus aspiraciones de acceder a las semifinales del Europeo de Hungría y Croacia, aunque seguirá dependiendo de sí misma para acceder a la lucha por las medallas, tras caer este sábado por 26-29 ante Noruega, vigente campeona olímpica.

La derrota dejó sin premio el excelente partido de Nerea Pena, autora de siete tantos, y, sobre todo, de Silvia Navarro, que con sus paradas en el tramo final hizo soñar a las de Jorge Dueñas con una victoria que se antojaba imposible con los cuatro goles de desventaja (21-25) con los que contaban mediada la segunda mitad.

Pero nada parece imposible para este equipo, que si el jueves fue capaz de enjugar una diferencia de tres tantos ante las anfitrionas, Hungría, protagonizó otra nueva proeza al remontar (26-26) cuatro goles de desventaja a la todopoderosa Noruega.

España acabó pagando el terrible esfuerzo con la derrota en unos cinco minutos finales, en los que las "guerreras" multiplicaron sus errores, el combustible que alimenta la maquinaria nórdica, un equipo que penaliza como pocos cada mínimo fallo de su rival.

Tal y como ya pudo comprobar la selección española en los instantes finales de la primera mitad, en los que en un visto y no visto España vio esfumarse la renta de dos tantos (16-14) con los que afrontó los últimos treinta segundos de juego.

Los dos errores finales no pudieron empañar la concentración máxima que el conjunto español exhibió en el primer período, en el que las de Jorge Dueñas apenas concedieron pérdidas de balón pese a que hoy no pudo hacer llegar el balón a los extremos con la asiduidad de las jornadas precedentes.

Sin la posibilidad de aprovechar la efectividad de Carmen Martín, que sólo erró uno de sus siete lanzamientos, y de Eli Pinedo, que no pudo firmar su única diana hasta la segunda parte, la selección española se vio abocada, más que nunca, a depender del rendimiento de su primera línea.

Una línea en la que destacó, sobremanera, Nerea Pena, que festejó su 25 cumpleaños con una sobresaliente actuación, en la que navarra exhibió todo su amplio y variado catálogo de recursos ofensivos, hasta convertirse en un problema irresoluble para la defensa noruega.

España no pudo mantener la misma concentración en la segunda mitad, en la que la selección pese a las continuas advertencias del técnico español fue precipitándose cada vez más y más en sus ataques, hasta quedar a expensas del veloz contragolpe nórdico.

"Nada de acciones complicadas, no lanzamos por lanzar. No tenemos prisa", insistía una y otra vez Jorge Dueñas, consciente de que cada nuevo error alejaba un poco más las posibilidades de sorprender a las poderosas noruegas.

Advertencias que España no pareció asumir hasta verse contra las cuerdas, cuando superado el ecuador de la segunda mitad, Noruega, aferrada al poderoso brazo de Betina Riegelhuth, que cerró el choque con siete dianas, se situaba con un más que inquietante (21-25) en el marcador.

Fue el punto de inflexión de un duelo en el que España volvió a demostrar una fortaleza mental, que le permite aferrarse como pocos a la pista, por muy adversas que sean las condiciones o inalcanzable que parezca el rival.

Carácter que personificó como pocas la portera Silvia Navarro, que con sus intervenciones, algunas casi imposibles, permitió a España reengancharse de nuevo al marcador (26-26) a poco menos de cinco minutos para el final.

Pero ni el acierto de Navarro, ni la insistencia de Nerea Pena, pudieron evitar que España fuera víctima de sus propios errores, en un tramo final de partido, en el que las de Jorge Dueñas volvieron a ser víctimas de la precipitación.

Noruega explotó las prisas con dos goles finales de Nora Mork para sellar un triunfo (26-29) que sitúa a las nórdicas con pie y medio en semifinales, una lucha por los metales en la que España aún depende de sí misma, eso sí ya obligada a ganar el próximo lunes (16:00) a Rumanía y el miércoles (18:15) a Dinamarca.

26 - España: Navarro; Carmen Martín (6, 4p), Mangué (5), Eli Chávez (2), Elorza (-), Barbosa (2) y Eli Pinedo (1) -equipo inicial- Temprano (ps), Marta López (1), Núñez (-), Bea Fernández (-), Aguilar (1), Escribano (-), Pena (7), Lara González (-) y Egozkue (1)

29 - Noruega: Silje Solberg; Riegelhuth-Koren (3), Mork (3), Oftedal (3), Kristiansen (3), Herrem (5) y Loke (4) -equipo inicial- Sando (ps), Betina Riegelhuth (7, 1p), Arntzen (-), Alstad (-), Breivang (-), Karlsson (-), Jakobsen (1), Sanna Solberg (-) y Wibe (-)

Marcador cada cinco minutos: 3-2, 6-5, 9-8, 11-10, 12-12 y 16-16 (Descanso) 18-20, 19-20, 21-23, 23-26, 26-27 y 26-29 (Final)

Árbitros: Jurinovic y Mrvica (CRO). Excluyeron por dos minutos a Eli Pinedo y Chávez por España; y a Oftedal y Kristiansen por Noruega.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada de la grupo I de la segunda fase del Europeo de Hungría y Croacia 2014 disputado en el Fönix Csarnok de Debrecen (Hungría).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine