PILOTA VALENCIANA

Natalio escogía pelotas ´vivas´

La elección del material de la pelota es una baza que casi siempre resulta decisiva en los desafíos

15.12.2014 | 11:33
Natalio era muy hábil negociando los términos de los desafíos.
Natalio era muy hábil negociando los términos de los desafíos.

Un elemento que tiene mucha importancia en ocasiones es el material con el que se juega, sobre todo en partidas al estilo de las de aficionados. Natalio ha sido un gran jugador profesional y un experto en este tipo de desafíos, en los que siempre ha procurado mandar en la elección de las pelotas, eligiendo casi siempre pelotas ‘vivas’, para que al botar al rival le fuera complicado devolverlas. O sea, que buscaba aquella máxima de que ‘les partides es guanyen quan s´arreglen’.

En Ondara, en 1982, Natalio venció de forma fácil a Alberto, de Pedreguer y Miguel de Llíber, dos jugadores de la Marina, por 60-15. Antes de jugar recorrió la mayoría de trinquetes en busca de dos pelotas de su agrado, preferentemente, del artesano Álvarez, de Carcaixent. Y eso resultó decisivo para la victoria del de Torrent.

Otras veces no fue tan fácil. En 1980 se impuso a Ribera en un desafío, mano a mano, 60-20. Y en 1983, en Guadassuar se repitió el desafío y Ribera se tomó la revancha ganando por 60-15. En ambas partidas disputadas, Natalio ‘feia el dau seguit’ y el feridor de Ribera en la segunda era Palmes.

En Guadassuar (octubre de 1983) también se jugó un mano a mano entre Puchol y Paquito, con premio de 25.000 pesetas a la ‘corda’. Hubo gran expectación y venció Puchol, 60-25. De paso el de Vinalesa se quitaba el ‘sambenito’ de que no sabía jugar mano a mano. Semanas después se enfrentó a Oltra y ganó éste, 60-25.

El mismo año en Bétera se jugó un desafío, con 200.000 pesetas de salida, en el que Fredi y Vicente, con Vicentico de saque, derrotaron a l trío formado por Arturo, Peris y Ribes. En Ondara en 1982, Fenollosa y Floreal, con Vicentico en la ‘pedra’ se impusieron a Alberto, Blanch y Miguel, 60-25.

En Tavernes de la Valldigna, se jugaron dos desafíos en 1981. Primero, Paquito Manolete y Carboneret, con Machí de ‘feridor’, vencieron a Paquito y Fraret, 60-55. Y en la revancha, vencieron éstos, 40-20 (se jugó a 40 por acuerdo, ya que Manolete temía pagar el esfuerzo).
Y el mismo año se jugaron otros dos, con Manolete como protagonista, con medio millón de pesetas de salida en el primero. El 26-1-81, Paquito y Vinyes vencieron a Manolete y Xatet II, 60-45. Y en la revancha, con un millón de apuesta inicial, se impusieron éstos, 60-45. El ambiente entre el público en Tavernes fue espectacular y se hicieron abundantes apuestas.


Los desafíos más sonados de Ricardet y Puchol
En enero de 1980, en el trinquet de La Pobla de Vallbona, se disputaron dos desafíos con los mismos protagonistas. La apuesta de salida era de 500.000 pesetas. Ricardet, Gat II y Pepet se impusieron a Puchol y Vicente, con Gómez de ‘feridor’, por 60-55. El choque fue muy emocionante y Puchol manifestó que había perdido por acusar en exceso los nervios, pues era muy joven.

Ricardet tenía una técnica exquisita y era ‘molt pasador’ Pero en diciembre de ese mismo año, la revancha la ganaron Puchol, mucho más asentado, y Vicente, demoledor, 60-30. En aquella época Vicente era un mitger que ganaba muchas partidas gracias a su potente juego por alto.

En 1978, en Pedreguer, se disputó un desafío de altos vuelos entre las primeras figuras. Había un millón de salida y hubo que cerrar las puestas. Genovés y un punter se impuso a Eusebio, Xatet II y Locheta. El choque estuvo desnivelado por la cantidad de faltas de saque que hizo Locheta.

En 1980, Fredi fue campeón profesional, en unión de Vicente y Gat I. Y en un desafío en Pedreguer, Fredi y Natalio vencieron a Antoniet y Vicentico, 60-30. Las galería sestaban prohibidas para el juego en este choque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine