RALLY DAKAR 2016

Así son las 24 horas de un mecánico en el Dakar

El valenciano Paco Ivars está entre los ángeles de la guarda de las motos del equipo Himoinsa

14.01.2016 | 13:46

Son los desconocidos del Dakar y piezas clave para que los pilotos estén día a día en la línea de salida. Su trabajo no sale en las televisiones, ni se hacen famosos por sus logros en el Dakar, pero ... ¿quién se encarga de que las motos funcionen día a día durante dos semanas de carrera extrema? Las asistencias trabajan 24 horas para que todo esté a punto.

La labor en la sombra de las asistencias es uno de los pilares fundamentales del Dakar. El HIMOINSA Team cuenta con una asistencia de lujo, mecánicos del máximo nivel preparados para asistir a los pilotos a su llegada al campamento en cualquier circunstancia.

Uno de ellos es el alicantino Paco Ivars, de Calpe. Con 38 años y experiencia en doce Dakares, es mecánico y propietario de Ivars Moto. Es uno de los varios valencianos que siguen a la sombra de otros pilotos en el Dakar.

Completan el equipo de mecánicos de HIMOINSA: Óscar Vidal, de Reus (Tarragona), 46 años, 7 dakares, mecánico y propietario de Flipa Moto; David Palmada "Pelut", de Manresa (Barcelona), 42 años, 15 dakares, mecánico y representante de Tech Rock; Ramón Pujol "Jep", de Prats de Lluçanes (Barcelona), 48 años, 2 dakares, mecánico y bombero; y Manolo Díaz, de Santiago de la Ribera (Murcia), 56 años, 10 dakares, chófer y suboficial del Ejército del Aire.

Pero...¿cuál es la rutina diaria de una Asistencia en el Dakar?

El trabajo de las asistencias en el Dakar no termina nunca. Operativos las 24h del día, aguantan las 2 semanas de carrera como auténticos titanes. Esta es su rutina diaria en el HIMOINSA Racing Team:

04.00h: Suena el despertador. Pellut, Óscar, Paco, Jep y Manolo salen de sus tiendas. Algunos eligen el techo del camión de asistencia como dormitorio improvisado, intentando tener algo de intimidad y alejarse del ruido de los generadores y motores.

04.30h: Arrancan las motos de los pilotos para comprobar que todo está OK y dan los último retoques. Se comienza a desmontar la asistencia: carpas, electricidad, mesas, herramientas...

05.00h: En función de la etapa, esta es la hora aproximada de salida del primer piloto. Los 5 pilotos HIMOINSA tienen su hora de salida fijada desde el día anterior. Según se van marchando, se termina de desmontar la asistencia.

06.00h: Con todo recogido, la asistencia sale del Bivouac para recorrer el enlace hasta el siguiente campamento. Este trayecto varía en función de las etapas, pero oscila entre las 6 y las 21 horas de conducción en esta edición. Los camiones están limitados a 90km/h y los coches y autocaravanas a 110km/h. Durante los repostajes se desayuna, y se cargan de agua y gasoil los vehículos. Normalmente se realizan turnos de conducción mientras el compañero aprovecha para descansar. Durante la marcha se sigue la etapa por internet, vigilando el paso de los pilotos por los diferentes puntos del recorrido del día.

14.00h: El camión y las autocaravanas Bürstner del HIMOINSA Team llegan al siguiente Bivouac. Un comisario les indica dónde montar la asistencia de la jornada. Se busca estar cerca de "El Central" donde se realiza el briefing, y de la carpa Michelin, para cambiar los neumáticos.(10 cada día).

15.30h Se termina el montaje de la asistencia: camión abierto, 6 carpas, 6 lonas, herramientas preparadas, repuestos fuera del camión... ¡todo listo!. Si queda tiempo antes de la llegada de los pilotos, los mecánicos aprovechan para comer en el comedor del Bivouac.

16.00h: Llega la primera moto, ¡a trabajar! Lo primero: el lavado de la moto. Después comienza la tarea: aceite, filtro de aire, neumáticos, pastillas, cadena... Se revisa absolutamente todo para que el piloto salga al día siguiente con las máximas garantías. Algunas piezas están precintadas de manera que no es posible su sustitución sin recibir una penalización, como es el caso del motor.

Poco a poco van llegando el resto de componentes del HIMOINSA Team y la asistencia se pone a velocidad de crucero.

Si alguna moto viene dañada los tiempos de reparación se alargan. En el camión el equipo dispone de toda clase de repuestos, y si hiciera falta alguna pieza extra los mecánicos se dirigen a KTM, que suministra recambios en cada Bivouac.

21.00h: Si todo ha ido bien la primera moto está lista, y su mecánico se da una pequeña vuelta para comprobar que todo está en su sitio.

21.30h: Hora de la cena. El único momento de relax del día.

22.00h: Se comienza el desmontaje de todo lo que no es imprescindible para la mañana, y se coloca en el camión.

23.00h: Si no ha habido ningún retraso que lamentar, ha llegado la hora de irse a dormir. Una etapa más... y una etapa menos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine