JUEGOS OLÍMPICOS DE RIO 2016

Marisol Casado: "No se correrán riesgos con el virus Zika"

La presidenta de la Federación Internacional de Triatlón (ITU) remite a las recomendaciones de la OMS sobre el virus Zika en Brasil

24.02.2016 | 19:34
La mascota de los JJOO de Río 2016, Vinizius, en la presentación este miércoles de las sedes olímpicas.

Marisol Casado, miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) y presidenta de la Federación Internacional de Triatlón (ITU), es una de las dirigentes deportivas españolas de mayor relevancia en el ámbito internacional, en el que cobrará más importancia con motivo de los Juegos de Río.

En una entrevista que tuvo lugar este miércoles en la sede de la ITU en la capital de España, la madrileña Casado manifiesta sus opiniones acerca de asuntos relacionados con su deporte y la cita olímpica, así como de la inevitable inquietud por las noticias relacionadas con el virus del Zika.

Acaba de regresar de los Juegos de la Juventud de invierno en Lillehammer (Noruega). ¿Qué impresión le causaron?
Obviamente, los Juegos de la Juventud aún están en desarrollo. Ésta ha sido su cuarta edición: van dos de verano y dos de invierno. Y los de invierno son más pequeños. Pero es una idea que marcha hacia adelante. En el caso de los de Lillehammer creo que estuvieron bien, porque los escenarios de competición coincidieron con los que se usaron en los Juegos Olímpicos de Invierno del 94.
Me parece muy positivo; y espero que puedan ser la vía de entrada en un evento internacional del triatlón de invierno, por ejemplo.

Preside la ITU y es miembro del COI. Año importante, ¿no?
Evidentemente. Para los deportes que integramos el programa olímpico es el año principal, porque se evalúa todo el progreso que haya habido, así como la distribución del dinero. Además, habrá elecciones, al final. Es importante, porque puede cambiar todo.

¿Cómo será el triatlón en los Juegos de Río?
Hemos tenido los mismos problemas que se puedan asociar a los Juegos, en general, que han afectado a todos por igual. Aunque, por fortuna, en nuestro caso, estamos algo mejor que otros deportes, porque competimos en Copacabana. Y la playa es apta para la natación. En ese sentido, nos sentimos seguros.
Ya hicimos allí una prueba test, con igual recorrido. Es duro. Muy parecida a la que allí hubo en los Juegos Panamericanos de 2007. Hay problemas, porque para parar el tráfico en toda la zona de competición, hay que cortar 41 líneas de autobuses. Pero eso lo sabíamos desde un principio. Y es algo que está resuelto.
Aunque es posible que en cuestión de horas tengamos que organizar todo el dispositivo. Pero es el triatlón el que se adapta a la ciudad que visita, no al revés. Eso es importante reseñarlo.

Uno de sus deseos es incluir el relevo de triatlón como prueba olímpica. Esta vez no pudo ser. ¿Para cuándo cree que lo será?
No es que nos lo hayan negado. Es que aún no se ha estudiado. Pero me imagino que después de Río nos dirán que sí, porque no estamos pidiendo más deportistas, que por cierto son bien pocos: compiten 55 chicos y 55 chicas; y hay más de 150 países. Haríamos la competición de relevos con los que vayan a los Juegos. Nunca se sabe, pero espero que, salvo una decisión global de no mover nada, si se estudia, el relevo será olímpico en Tokio.

España es una potencia en triatlón. ¿Qué espera de estos Juegos?
(Javier) Gómez Noya (que hace unos meses logró su quinto título Mundial) y Mario Mola (de nuevo subcampeón del mundo) están consolidados en lo más alto del panorama internacional. Ojalá que España sacara dos medallas. Creo que como mínimo, habrá una, pero es cierto también que hay posibilidades de lograr dos. O tres, incluso. Pero hay muchos factores externos en el triatlón. No hay nada matemático. Y en esta ocasión se nada en el mar. No es muy habitual que la natación se haga en el mar. La de Rio es una prueba muy especial. Y, a diferencia de Londres, que lo fue dos veces antes, ésta nunca ha sido sede de una prueba del Mundial. Se hizo una prueba test (que ganó Gómez Noya), pero no una del Mundial.
De todas formas, nadie se ha quejado por ello. Y hay una cosa muy importante en Río: que es que, por primera vez, el triatlón será paralímpico, también.

Hay gente que se ha alarmado con el asunto del virus del Zika. ¿Qué noticias maneja usted, como miembro del COI?
Las mismas que todo el mundo: las que facilitó la OMS (Organización Mundial de la Salud) en su momento. No se está hablando de aplazamientos, ni de que no se vaya, ni nada de eso. No vamos a saber más que la OMS. Lo que nos diga, es lo que haremos.

¿Usted no está preocupada?
No, no. Yo ya no estoy en el 'target', no me puedo quedar embarazada (ríe). No, en serio ya: es que no se van a correr riesgos, Eso está claro. A nosotros (en el Mundial de triatlón) ya nos pasó algo parecido, con lo del terremoto de Japón (y la central nuclear de Fukushima). Si las aguas hubiesen estado contaminadas, no hubiéramos competido. Y fuimos los primeros en competir en Yokohama. Todos opinan de todo. Pero las que saben son las organizaciones que se dedican a esto. Hagamos lo que dicen. Y ya está. Si dicen que sí, es que sí. Y si es que no, será no. No hay que darle más vueltas.

Y en cuanto al retraso en las obras, ¿qué tiene que decir?
En la experiencia que tengo, que tampoco es tanta, porque como miembro del COI llevo seis años, sí diré que siempre hay problemas: en todos los sitios y en todo momento. Lo que recuerdo que más preocupaba era el tema de la contaminación en Pekín. Y se resolvió. Obviamente, los recursos que tiene China no son los mismos que tiene Río. Pero en el caso de las obras, que creo que ven difícil acabar las obras del metro que unen Barra de Tijuca (donde está el anillo olímpico) con Copacabana, sí parece un asunto grave, severo. Pero volvemos a lo mismo. Esto es algo que más o menos se sabía. Al final, cada deporte se organiza en su área. Pero está claro que el problema está ahí, para el público y para la prensa que se tenga que mover de un sitio a otro. Los deportistas se suelen mover en el entorno de su prueba.

Está hablando con un periodista. Y el público...
Está claro que nos preocupa todo esto. Y mucho. Vivimos de las televisiones y del público. Pero soy optimista. Y creo que los problemas se resolverán. Estoy convencida de ello.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine