ATLETISMO

McLeod rompe el muro de los 13 segundos en vallas

El español Orlando Ortega fue descalificado por una salida falsa

14.05.2016 | 17:22

Omar McLeod ratificó en Shanghái su hegemonía mundial en 110 m vallas al imponerse con un tiempo de 12.98, la primera marca sub-13 este año, en una carrera que perdió por salida falsa al plusmarquista mundial, el estadounidense Aries Merritt, y al español Orlando Ortega.

Merritt, que en septiembre pasado recibió un trasplante de riñón, se resistió durante unos minutos a abandona la pista, aunque hubo de resignarse a no tomar la salida, igual que Ortega.

La carrera de vallas, plato fuerte de esta segunda reunión de la Diamond League, repitió el resultado de Doha en los dos primeros puestos, copados por dos jamaicanos: McLeod venció con 12.98, seguido de Hansle Parchment (13.12) y del chino Xie Wenjun (13.34).

McLeod, de 22 años, actual campeón mundial de 50 m vallas bajo techo, cuenta por victorias sus actuaciones este año -once, series incluidas-. No pierde desde su última carrera del 2015, la final de los Mundiales de Pekín, en la que acabó sexto. Es el primer atleta de la historia que baja de 10 segundos en 100 metros (9.99) y de 13 en 110 m vallas.

El estadounidense Justin Gatlin, actual subcampeón mundial de 100 y 200 metros, se situó segundo en el ránking mundial del año de 100 metros al imponerse este sábado con un tiempo de 9.94 segundos.
Gatlin tomó la delantera prácticamente desde la salida y no encontró seria oposición en el catarí Femi Ogunode (segundo con 10.07), que encabeza la lista mundial del año con una marca de 9.91.
Completó el podio el estadounidense Michael Rodgers con 10.10, seguido del veterano cristobalense Kim Collins, de 40 años, que acreditó 10.17.

A tres meses de los Juegos de Río, el keniano David Rudisha, campeón olímpico de 800, sufrió una severa derrota ante sus compatriotas Ferguson Rotich (1:45.68) y Robert Biwott (1:45.84), que le batieron claramente en la recta final.

El holandés Bram Som, liebre de la carrera, se despistó en la salida y fue, paradójicamente, a cola del grupo casi 300 metros. Hubo de esprintar a fondo para ponerse en cabeza y pasar el 400 en 52.68 antes de retirarse. Rudisha asumió el mando y llegó primero a la recta, pero clavó en los últimos metros y acabó quinto (1:46.24).

El 1.500 femenino arrojó un nuevo récord de Kenia. Faith Kipyegon remató con una vuelta final en 58.54 segundos para llegar destacada a la meta en 3:56.84, nuevo récord de la reunión de Shanghái, que llevaba cuatro años en poder de la etíope Genzebe Dibaba con 3:57.77. Su compatriota Helen Obiri (3:59.34) y la etíope Dawitt Seyaum (3:59.87) también bajaron de los 4 minutos.

El etíope Muktar Edriss surgió en la última recta para hacerse con la victoria en la carrera de 5.000 y convertirse en el primer que baja de los 13 minutos este año, con 12:59.96, nuevo récord del mitin chino. El ugandés Joshua Cheptegei, segundo, cruzó la meta 64 centésimas después.

Renaud Lavillenie, campeón olímpico y plusmarquista mundial de pértiga, fue derrotado por el estadounidense Sam Kendricks, que superó los 5,88 metros frente a los 5,85 del francés, que también perdió el año pasado en Pekín la final de los Mundiales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine