DEPORTE ADAPTADO

El futuro de la natación paralímpica valenciana

Los nadadores más jóvenes con diversidad funcional del proyecto FER sueñan con ser los próximos paralímpicos para Tokio 2020

12.07.2016 | 12:53
El futuro de la natación paralímpica valenciana

Tan importante, o más, que haya grandes referentes del deporte que consigan grandes éxitos y creen afición, lo es la existencia de un relevo generacional. La tranquilidad de que el testigo seguirá en buenas manos. Esta continuidad es una de las principales aspiraciones que persigue el Proyecto FER. Hay una disciplina con una línea sucesoria especialmente palpable. Es la natación paralímpica. Ricardo, Ten, David Levecq, José Antonio Marí y, a pesar de su juventud, Ariadna Edo ya son realidades totalmente contrastadas con una inacabable colección de trofeos nacionales e internacionales. A su rebufo, emerge un ramillete de cuatro deportistas más jóvenes. Estas promesas del deporte paralímpico ya han demostrado sus enormes posibilidades y han encontrado en la natación una fuente de felicidad.

El póquer de valientes lo componen Sergio Martos, Eva Coronado, Ana María Martínez Rolanía y Alba Villa. Los tres primeros todavía no han alcanzado la mayoría de edad. Son del año 99. Mientras, Alba es de 1996. Diferentes afecciones, o bien en el momento del nacimiento, o bien en edades muy tempranas, les generaron secuelas de todo tipo. Dificultades que, en todo caso, no les impiden ser independientes y autosuficientes, y que son minimizadas en el agua de forma asombrosa.

No hay Campeonato de España en el que no visiten el podio. Incluso, Sergio, Ana María y Eva ya han empezado a brillar en competiciones internacionales. En Rio 2016, aún no. Pero muy posiblemente puedan alcanzar su sueño de ser paralímpicos en Tokio 2020.

Recibir los elogios de Ricardo Ten o David Levecq es la mejor garantía. Palabras sabias y autorizadas. El destinatario de tal bendición deportiva es Sergio Martos. Quienes le ven de cerca y siguen su evolución no tienen ninguna duda. Pronostican que llegará lejos. Amante de las matemáticas, e incluido en la categoría de discapacidad S8, Sergio marca la pauta en el estilo de mariposa.

Ana María, que quiere ser enfermera, acumuló un total de cuatro medallas en el último Campeonato de España: un oro y tres platas en la clase S10. Es el ejemplo de nadadora total. Exactamente lo mismo que Eva Coronado, otro modelo de polivalencia en la piscina. Eva pertenece a la Federación de Discapacitados Intelectuales y recientemente fue condecorada con la mención honorífica del Consejo Superior de Deportes, un prestigioso reconocimiento a la práctica deportiva en edad escolar.

Alba Villa, que estudia Derecho, desafía a sus problemas de movilidad, centrados especialmente en su brazo y pierna derecha. Alba brilla en las aulas y en la pileta. En todas las competiciones nacionales, impone su ley en los 50m libres y los 50m espalda.

La Conselleria da su apoyo a Hospi Sport
Las consellerias de Igualdad y Políticas Inclusivas, Educación, Investigación, Cultura y Deporte, y Sanidad Universal y Salud Pública establecerán un único convenio de colaboración con la Federació d'Esports Adaptats de la Comunitat Valenciana (FESA), con el fin de coordinar actuaciones y dar mayor garantía de continuidad al programa Hospi Esport. Así lo acordaron el pasado miércoles durante la reunión mantenida por los directores generales de Diversidad Funcional, Antonio Raya; de Deporte, Josep Miquel Moya, y de Investigación, Innovación, Tecnología y Calidad, Óscar Zurriaga, con la presidenta de FESA, Pilar Javaloyas. Hospi Esport es un programa de salud e integración mediante el deporte adaptado dirigido a personas con diversidad funcional ingresadas en centros hospitalarios que la Federación de Deportes Adaptados de la Comunitat Valenciana ha llevado a cabo desde el año 2000. Con el nuevo convenio la Generalitat pretende mantener los compromisos establecidos en la Ley 11/2003, sobre el Estatuto de las Personas con Discapacidad, según la cual las consellerias competentes promoverán la realización de programas deportivos que fomenten la integración social de estas personas.

Cabrera y Álvarez debutarán en Río
Los valencianos Héctor Álvarez, regatista y estudiante de Administración y Dirección de Empresas, y Héctor Cabrera, lanzador de jabalina y estudiante de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, debutarán este año en una cita paralímpica.

Será en Río de Janeiro, donde se disputarán los Juegos Olímpicos a finales de este verano. Ambos deportistas pertenecen a la Cátedra Divina Pastora de Deporte Adaptado de la Universitat de València. El ciclista paralímpico Maurice Eckhard, y la yudoca Mónica Merenciano, también forman parte de este colectivo.

Tanto para la Fundación Divina Pastora como para la Universitat de València es un verdadero éxito que, por primera vez, cuatro deportistas de la Cátedra luchen por una medalla en estos Juegos, que se disputarán del 7 al 18 de septiembre, en Río de Janeiro.

El rector de la Universitat de València, Esteban Morcillo, recibió la pasada semana a los deportistas que estudian en la Universitat de València y que participarán en los próximos Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río de Janeiro, para desearles suerte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine