JUEGOS OLÍMPICOS

"El rugby 7 va a ser el deporte de los Juegos"

El valenciano Matías Tudela, capitán de la selección española sueña ya con una medalla olímpica

29.07.2016 | 13:46
"El rugby 7 va a ser el deporte de los Juegos"

El valenciano Matías Tudela tiene el honor de ser el capitán de una selección española de rugby 7, que pase lo que pase en Río este mes de agosto, ya forma parte de la historia: «Somos conscientes de que hemos protagonizado la mayor gesta de la historia del rugby español al clasificarnos para Río».

España se clasificaba de forma brillante tras proclamarse campeona del Preolímpico de Mónaco superando a equipos que partían muy por delante en el ránking de favoritos, algo que para Matías Tudela: «Es un sueño hecho realidad después de muchos años de trabajo, llevamos mucho tiempo peleando por esto y ha sido un premio para todos».

Matías Tudela es uno de los pilares de un sólido equipo del que forma parte desde hace 10 años: «he sido más de 220 veces internacional, llevo una década en la selección. En este tiempo la verdad es que hemos vivido muchas alegrías pero ésta es la más grande de todas. Detrás de la victoria en el Preolímpico hay mucho trabajo detrás y todo salió en el campo».

Para preparar el preolímpico, la selección ha trabajado duro durante meses «ha sido una temporada dedicada exclusivamente a Río. Ha sido un año duro y largo porque se hace difícil estar tanto tiempo preparándose para un objetivo. Hemos disputado muchos partidos de preparación, muchos torneos, muchas concentraciones... la verdad es que es mucho esfuerzo a aunque afortunadamente la recompensa ha llegado».

Aunque el mero hecho de participar en los Juegos ya es un premio, Matías Tudela ya piensa en subir un escalón más y por qué no, soñar con el podio: «Estaría contento con un diploma olímpico pero puestos a poner objetivos, el mío es una medalla. Es muy complicado pero siempre hay que aspirar a lo máximo. Lo que mejor nos ha funcionado es pensar partido a partido, así que primero queremos meternos en cuartos de final para ello tenemos que centrarnos en los 3 primeros partidos y luego a ver cómo se desarrolla el torneo».

El capitán de la selección española analizó el grupo que le ha tocado en el que tendrá como rivales a Suráfrica, Australia y Francia: «Son tres rivales muy duros, pero la verdad es que los 3 grupos son difíciles. A mí me gusta nuestro grupo. Francia es un equipo que juega parecido a nosotros, al que ya hemos ganado muchas veces (ellos a nosotros, también). Australia y Suráfrica son dos equipos muy duros, que juegan con mucho ritmo, mucha intensidad, pero podemos sorprenderlos».

Matías Tudela, desde muy pequeño se crió en el mundo del rugby. Estaba destinado a llegar muy lejos en este deporte: «Empecé porque mi padre era jugador del Tatami Rugby Club. Desde pequeño le acompañaba, correteaba por el campo y me gustaba. Mi padre intentó meterme en otros deportes para ver si me gustaban, no quería que jugase al rugby sólo porque él lo hiciese, pero la verdad es que a mí es lo que más me gustaba. Probé muchos: el judo, baloncesto, fútbol, pero lo mío era el rugby».

Para Matías el deporte siempre ha formado parte importante de su vida: «Siempre me ha gustado mucho entrenar. Ya desde chaval, además de las dos sesiones semanales, me iba a correr, hacía preparación física...nunca tenía bastante».

El jugador valenciano no dudó en dejar el Tatami, club en el que dio sus primeros pasos en el rugby para emprender una aventura en el extranjero: «me fui a Edimburgo a jugar por mediación de un amigo. Funcionó bien, fue una buena experiencia. Cuando volví a España me surgió la oportunidad de jugar como profesional en el Complutense de Cisneros de Madrid y me quedé. Luego empecé con la selección Seven, y también con la selección de rugby 15».

Para Matías Tudela, Río es un destino con el que lleva soñando desde hace años: «Mi meta era estar en estos Juegos. Desde que en 2009 me enteré de que el rugby 7 iba a ser olímpico siempre he fantaseado con ser olímpico y a medida que se acercaba el 2016, más aún. Han sido muchos años de dedicación». La selección de Rugby 7 funciona como un equipo profesional, por lo que durante todo el año Matías y sus compañeros están concentrados en Madrid: «hacemos dos sesiones de entrenamiento al día, son entrenamientos muy intensos, es duro pero para vivir experiencias como unos Juegos Olímpicos sacas fuerzas de donde no hay».

Después de los Juegos Olímpicos al igual su compañero de selección César Sempere, Matías Tudela se unirá al nuevo proyecto de su club de toda la vida, el Tatami: «Es un proyecto que me hace ilusión, supone trabajar en las escuelas de mi club, apostar por el futuro de este deporte».

La clasificación para Río no sólo ha sido un premio para Matías, también para su familia que siempre ha vivido muy intensamente el rugby: «Tanto mi padre como mi madre están muy orgullosos, saben que estoy muy loco por el deporte, que esto significa mucho para mí y se alegran de que me salgan bien las cosas». Matías Tudela no es el único que ha seguido los pasos de su padre, también lo ha hecho su hermano pequeño, Joan Tudela, de 28 años: «ha jugado en Ordicia, también en División de Honor. Este año aún no sabe qué hará pero probablemente se venga al Tatami conmigo».

Para Matías, los Juegos de Río suponen superar sus sueños infantiles: «Siempre ha sido un poco soñador aunque me gusta pelear por las cosas. Mi sueño era jugar en la selección alguna vez, no imaginaba que iba a cumplir 10 años como jugador de la selección, que iba a ser el capitán y encima clasificarme para unos Juegos». Formar parte del equipo español de Rugby Seven ha motivado que durante muchos meses año Matías tenga que estar alejado de casa: «viajamos mucho, estás mucho fuera de casa, aunque a mí es algo que me gusta, te acostumbras a ello. Eso sí, me gusta ir cada poco a casa, estar con la familia, con los amigos...comerme una paella. A medida que pasan los años me cuesta más estar alejado de los míos».

Entre las muchas experiencias que ha vivido el valenciano gracias al rugby destaca la concentración celebrada este año en Fiji: «Fue una experiencia muy bonita, una de las mejores como selección y como grupo de amigos, aunque también nos tocó vivir el momento duro del ciclón. Fue lo más mediático del viaje, lo que más transcendió. Nosotros estábamos en unas buenas instalaciones, no pasamos peligro, los que lo pasaron mal fueron la gente de allí, por eso no dudamos en ayudar en lo que pudimos».

Para Matías Tudela, el rugby 7, que debuta en el programa olímpico, va a ser la gran revelación de los Juegos: «Va a ser el deporte de los Juegos de Río, la gente se va a enamorar, se va a enganchar a este deporte. Es muy divertido, espectacular» El valenciano no duda de que el rugby 7 es su modalidad favorita: «es más vistoso, más físico, hay que correr más, es menos complicado tácticamente que el rugby 15».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine