JUEGOS PARALÍMPICOS

El verano más especial para el Proyecto FER toca a su fin

Tres medallas y otros tantos diplomas cerca del podio son el balance de Río

20.09.2016 | 12:54
El verano más especial para el Proyecto FER toca a su fin
El verano más especial para el Proyecto FER toca a su fin

Los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016 ya son historia. El balance final del deporte de la Comunitat Valenciana, representado principalmente por el Proyecto FER, fue de 3 medallas: el oro de Kim López en el lanzamiento de peso F12, el bronce de David Casinos en el lanzamiento de disco F11, y el bronce de la nadadora Ariadna Edo en los 400m libres S13. A esos hay que añadir la plata de Abderrahman Ait, atleta del Playas de Castellón, en el maratón. La cosecha podría haber sido más copiosa. En diversas ocasiones, se ha estado bien cerca de ocupar el podio. El nadador José Antonio Marí lo rozó en los 400m y los 50m libres S9. Mónica Merenciano lo acarició en la competición de judo. Y el ciclista Maurice Eckhard lo atisbó de bien cerca en la contrarreloj individual. Pero, a última hora, fue evacuado de los lugares de honor por tan solo 4 segundos. Tres diplomas paralímpicos con sabor a metal.

Al margen de lo puramente estadístico o numérico, el Proyecto FER ha vivido un verano muy especial, que mañana toca a su fin con el cambio de estación. Ha sido partícipe y protagonista directo de los Juegos de Río, los primeros de su historia desde que esta iniciativa promovida por la Fundación Trinidad Alfonso, que preside Juan Roig, se pusiera en marcha en el año 2013. En los Juegos Olímpicos del mes de agosto, tuvo 17 representantes, conquistando la plata con Alejandra Quereda y Elena López, dos de las integrantes del conjunto español de gimnasia rítmica, y los diplomas de las ‘Guerreras’ del balonmano Silvia Navarro y Lara González, que rozaron el bronce.

En los Paralímpicos de estas dos últimas semanas, ha habido 13 embajadores. El balance es  satisfactorio. Sobre todo, porque el FER ya es conocido, reconocido y valorado en toda España como una encomiable apuesta para impulsar y apoyar al deporte y a los deportistas de las Comunitat Valenciana.



Los Juegos Paralímpicos de Río han estado a nivel organizativo en la línea de los Olímpicos (es decir, mejorables), pero el respaldo social y popular ha sido más que respetable. A excepción del atletismo, cuyas competiciones apenas han concitado expectación en el inmenso estadio Joao Havelange, el resto de modalidades y sedes sí han reunido interesantes asistencias de público. Con respecto a la delegación valenciana del Proyecto FER, los Juegos Paralímpicos de la capital carioca han podido ser los últimos para muchos de sus integrantes.

La lista es amplia. Ricardo Ten, David Casinos, David Levecq, Mónica Merenciano o, incluso, Maurice Eckhard han podido disputar sus últimos Juegos como deportistas adaptados. Pronto deberán deshojar la margarita y decidir si, en efecto, ponen un punto y aparte a su trayectoria deportiva. Es la hora del relevo, personificado en jóvenes como Ariadna Edo, Jose Antonio Marí, Kim López y Héctor Cabrera. Desde ya, ellos son los futuros abanderados del deporte paralímpico de la Comunitat Valenciana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine