16 de mayo de 2018
16.05.2018
POLÉMICA

El zasca de Sebastián Álvaro a los Premios Princesa de Asturias de los Deportes

Un reconocido montañero critica la oportunidad perdida por no incluir un tercer premiado junto a Messner y Welicki

17.05.2018 | 10:26
Carlos Soria, de 79 años, ha iniciado esta semana el asalto al Daulaghiri.

El montañero Sebastián Álvaro ha afirmado este miércoles que los Premios Princesa de Asturias de los Deportes tenían una deuda pendiente con el alpinismo en general, y con el español en particular, y ha comentado que "la guinda" habría sido conceder también el galardón a Carlos Soria.

Sebastián Álvaro se ha congratulado hoy en una rueda de prensa en Tenerife de la concesión del Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2018 al alpinista italiano Reinhold Messner, el primero que coronó las catorce montañas más altas de la tierra, y al polaco Krzysztof Welicki, el primero en ascender el Everest en invierno.

Álvaro, que fue director durante tres décadas del programa de TVE "Al filo de lo imposible", subrayó que echa en falta que también se galardonase al abulense Carlos Soria que, con 79 años, planea subir previsiblemente dentro de unos días a la cima del Dhaulagiri, la séptima más alta del mundo, en el Himalaya.

Independientemente de lo que implica este gesto en el apartado deportivo, la actitud de Soria es el ejemplo de cómo una persona hasta el final de su vida puede luchar por su sueño en lo que supone "un mensaje que tiene que calar en la sociedad", subrayó Sebastián Álvaro.

A su juicio, el alpinismo sintetiza la idea de que "debemos volver a congraciarnos con el planeta en el que vivimos y sin el cual no somos nada", pues sólo con que con que variasen las temperaturas podría desaparecer el ser humano sobre la Tierra.

Otro mensaje que transmite Carlos Soria a la sociedad es que la vida no es tal cómo parece plantearse, con la idea de que a partir de los 50 años no hay nada, sólo esperar a una reclusión en una residencia "y de ahí al tanatorio, también bastante funcionales" con un cristal que se antepone entre el difunto y sus allegados.

Para el montañero Álvaro, la actividad en la naturaleza está ligada con la idea de "reconciliarnos" con que cada uno de los seres humanos es único, irrepetible e incomparable y muestra de ello es que ahora "hay un tipo de casi 80 años bregando" con las montañas del Nepal

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine