ÚLTIMA HORA

Se apaga RTVV tras 24 años de historia

La policia irrumpió en el control central para que los liquidadores apagaran la emisión

29.11.2013 | 19:29

Los trabajadores de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) han resistido desde medianoche en directo hasta que varios policías han hecho efectivo el cierre de la televisión pública y la señal ha sido desconectada a las 12.19 horas entre protestas y lágrimas.

La emisión de la televisión pública valenciana se ha fundido a negro doce horas después de que una edición especial del Diari Oficial de la Comunitat Valenciana publicara el acuerdo del Consell para el cese de las emisiones de los servicios de Radiotelevisión Valenciana, y que la radio autonómica dejara de emitir.

Desde ese momento, Nou (la antigua Canal 9) ha realizado un programa especial a la espera de la suspensión de las emisiones, en un estudio abarrotado de trabajadores y diputados de los grupos de la oposición que, junto a los presentadores, han vivido con nerviosismo, tristeza y rabia las doce horas de agonía hasta el fundido a negro de 24 años de historia de RTVV.

Aunque la dirección de RTVV había comunicado a muchos de sus empleados que estaban de permiso retribuido desde hoy y que no fueran a trabajar, estos han ido acudiendo al centro de producciones de Burjassot (Valencia) donde de madrugada han impedido la entrada de los liquidadores a la sala de control para ejecutar el cierre.

Incluso el técnico que había sido reclamado para informar sobre la forma de cortar las emisiones, apodado "Paco Telefunken", se ha negado a desarrollar el trabajo requerido y se ha marchado, según ha dicho, "por decisión personal".

Nou Ràdio ha utilizado la frecuencia de su segundo canal, Sí Ràdio, para contar lo que ocurría en directo en la televisión e incluso, después del fundido, ha ofrecido música en valenciano hasta que a las 16.39 ha finalizado definitivamente sus emisiones.

Durante la mañana, la seguridad privada de RTVV ha impedido el acceso de cámaras, redactores y personal técnico al centro y ha cortado los accesos al aparcamiento, por lo que centenares de trabajadores, junto a ciudadanos y periodistas de otros medios de comunicación, se concentraban en las afueras del perímetro vallado.

RTVV ha presentado una denuncia por "usurpación y coacción" y el Juzgado de Instrucción 1 de Paterna ha ordenado el desalojo "inmediato" de las instalaciones y que se haría "por la fuerza policial" si no se hacía de forma voluntaria.

Minutos antes del fundido a negro y cuando parecía inminente la entrada policial, trabajadores y políticos de la oposición invitados al programa especial se han despedido de los espectadores entre lágrimas, aplausos y gritos de "Fabra dimisión", y han asegurado que era el principio de "la nueva televisión valenciana".

Los diputados de PSPV-PSOE, Compromís y EU han coincidido en recriminar al Gobierno valenciano que haya "huido como ratas" a celebrar la reunión del pleno en Ibi (Alicante), en pedir elecciones anticipadas y en augurar que la televisión pública valenciana "volverá".

Durante las doce horas de programación especial periodistas como Iñaki Gabilondo, Jordi Évole y Manuel Campo Vidal han intervenido para mostrar su apoyo a los trabajadores, como también han hecho desde la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y las televisiones de diferentes autonomías.

Las críticas y lágrimas de veteranos periodistas de la casa, que han lamentado el cierre de una televisión que, han reconocido, durante años ha estado manipulada, se ha intercalado con imágenes en directo del propio cierre cuando una treintena de policías ha accedido junto a los liquidadores al control central minutos antes de la desconexión definitiva.

Además de concentraciones espontáneas en las sedes de las instalaciones de la empresa pública de Castellón y Alicante y en la de la Forta en Madrid, en la red social Twitter, el asunto ha copado tres de los de los diez temas del momento o "trending topic".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado desde Lituania que entiende a los trabajadores de RTVV y que la decisión del Consell tiene que haber sido "muy difícil", mientras que el presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, ha lamentado el cierre y ha asegurado que "tiene claro que esto no puede pasar" en Cataluña.

Una hora después del fundido a negro, los trabajadores han empezado a abandonar las instalaciones de la televisión y la radio públicas valencianas entre los aplausos de la gente que estaba a las puertas, y todavía durante la tarde se ha producido una salida escalonada y ya definitiva de empleados de su hasta hoy lugar de trabajo.

Sindicatos, partidos y entidades sociales, junto al comité de empresa, han convocado para mañana a las 18 horas manifestaciones en Valencia y Alicante en contra de este cierre.

Enlaces recomendados: Premios Cine